Macron consolida poder en Francia al ganar mayoría legislativa
Emmanuel quiere que las empresas individuales negocien salarios en lugar de estar obligadas por acuerdos sectoriales. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente Emmanuel Macron se hizo con un mayor control de la política francesa después de que los votantes encaminaran su partido hacia una amplia mayoría en la Asamblea Nacional durante la primera vuelta de las elecciones legislativas.

El partido de Macron, República en Marcha, obtuvo un 32,3% de los votos junto con su aliado centrista MoDem, más de 13 puntos porcentuales por delante del grupo Republicanos, según el recuento final del Ministerio del Interior.

La primera ronda estuvo marcada por una participación mínima, ya que menos de la mitad de los votantes registrados acudieron a las urnas. En una alianza con el partido centrista MoDem, el grupo de Macron tendrá entre 415 y 455 escaños de entre los 577 en la cámara baja del Parlamento, según proyecciones de Ipsos.

Los resultados, que deben ser confirmados en la segunda vuelta del próximo domingo, darían a Macron la mayoría más grande en la Asamblea desde 1993. Con esa mayoría, el Presidente de 39 años podría promover su receta para arreglar Francia durante los próximos cinco años y enfrentarse a las consecuencias si falla.

"Emmanuel Macron ha rediseñado el mapa político francés, él y su partido tienen una oportunidad generacional para llevar a cabo reformas”, dijo el exprimer ministro danés Anders Fogh Rasmussen en Twitter.

Una de las claves de esa visión es la controvertida modernización del mercado de trabajo que ha prometido para mediados de septiembre.

La economía francesa está rezagada de la de sus pares, y Macron también quiere cambiar las tasas impositivas y enmendar las desigualdades en el sistema de pensiones. Ya ha iniciado una reforma de los servicios de inteligencia franceses tras unos atentados terroristas que se han cobrado más de 200 víctimas mortales desde principios de 2015.

Simplificar el código laboral de Francia fue una de las principales promesas de campaña de Macron. El Presidente comenzó una ronda de reuniones iniciales con los líderes sindicales en los primeros diez días después de asumir el cargo el 14 de mayo.

Macron quiere que las empresas individuales negocien salarios en lugar de estar obligadas por acuerdos sectoriales. Ha argumentado que un mercado laboral más flexible ayudaría a impulsar el crecimiento y a ganar la confianza de los socios europeos de Francia, sobre todo Alemania.



Ver comentarios