Machismo domina cultura política
Siete de cada diez costarricenses no ven posible que otra mujer pueda llegar a la Presidencia, según una encuesta de la Universidad Nacional. Archivo/La República
Enviar

Costarricenses no ven cercano que una mujer vuelva a la Presidencia

Machismo domina cultura política

Las expectativas hacia la mujer son superiores respecto a un hombre

Siete de cada diez costarricenses ven distante que una mujer repita como presidenta en el futuro cercano.

201403122306360.n33.jpg
El resultado sugiere una cultura que desfavorece la participación de la mujer en los altos cargos de la política local.
Así se interpretan los datos obtenidos de la encuesta sobre aspectos de la cultura política de Costa Rica, elaborada por la Universidad Nacional.
Los encuestados, pese a resaltar la importancia de contar con mayor participación femenina en la política, no vislumbran una mujer llegando de nuevo a la Presidencia, luego del Gobierno de Laura Chinchilla.
“La gente está acostumbrada a ver a los hombres gobernando, no ha habido un esfuerzo tan intenso por analizar y juzgar como en esta ocasión”, consideró Laura Chinchilla, presidenta de la República.
La situación es tal, que un 72% de la población opina de esta manera, mientras que solo un 28% considera que no habría problemas para que una mujer repita al frente del país.
Sin embargo, los mismos que no ven posible que se repita el tener de nuevo una mandataria, sugieren medidas que favorezcan la equidad de género.
“En la lógica de la femineidad tradicional, las expectativas son muy altas, entonces el cobro también es muy alto”, explicó Ana María Hernández, investigadora de la UNA.
También destacó que las visiones de muchos costarricenses están influenciadas directamente por una cultura patriarcal, en donde se ve la figura de la presidenta como “una mamá que arregla todos los problemas”.
Por su parte, Iris Zamora, columnista de este medio, recordó que Chinchilla comenzó a ser juzgada por encuestas y otras mediciones al mes de haber llegado a su puesto, a diferencia de otros mandatarios.
Para el estudio, se encuestó por teléfono a un total de 800 personas, entre el 7 y 19 de octubre del año anterior.
El nivel de confianza es de un 95% y el margen de error del 3,5%.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios