Enviar
Luz verde a la final
Primer partido entre florenses y pamperos será el domingo a las 4 p.m. en Liberia

Luis Rojas
[email protected]

En una reunión de menos de tres horas y en la que participaron todas las partes involucradas en el conflicto, el viernes por la noche se llegó a un acuerdo para que se juegue la final del campeonato entre Liberia Mía y Herediano.
Tras la cita el presidente de la Fedefútbol, Eduardo Li, informó a la prensa que aparte de esta determinación, se acordó también que se prosiga con la investigación sobre los hechos administrativos que causaron el caos que ha vivido el fútbol nacional, en los últimos días.
Pese a que los representantes de Saprissa no estuvieron de acuerdo con la decisión final que tomó la Fedefútbol, optaron por acatarla y con ello se dio la luz verde a la esperada final, que debía haber empezado el pasado jueves.
Li mencionó como un aspecto muy importante del acuerdo que los futbolistas Minor Díaz, Michael Umaña y Pablo Salazar no podrán jugar en el primer partido, por contabilizar cinco tarjetas amarillas.
Durante la reunión los equipos presentaron varias propuestas, incluso una de ellas, del Deportivo Saprissa, que se jugara una triangular entre Liberia Mía, Herediano y ellos, pero todas fueron rechazadas ya que rojiamarillos y pamperos querían jugar entre ellos y los morados se mantenían firmes en repetir el juego con Liberia Mía o la triangular.
Al final de cuentas, las partes decidieron dejarle la decisión a la Fedefútbol, que determinó separar lo deportivo de lo administrativo y se jugará la final, tal y como estaba pactada. La investigación proseguirá hasta sus últimos alcances y se reformarán los estatutos para que los órganos del Disciplinario y del TRICOA, que fueron protagonistas en este conflicto, pasen a la jurisdicción de la Fedefútbol.
“Lo principal de todo esto fue que las partes nos demostraron confianza y credibilidad al dejar en nuestras manos la decisión”, expresó Rodolfo Villalobos, director del Comité Ejecutivo de la Fedefútbol. El funcionario aclaró que cualquiera que fuese el resultado de la investigación que se va a realizar “no alterará para nada lo deportivo y el próximo campeón nacional será el que venza entre la serie que arranca este domingo”.
Para Li, en este acuerdo primó el deseo de bajar el nivel de la situación y las decisiones que se tomaron fueron en “aras de la salud del fútbol”.
Por su parte, Jorge González, abogado del Saprissa salió expresando que “Saprissa no claudicó en ningún momento, pero a la falta de acuerdo la Fedefútbol tomó la decisión y nosotros tenemos que respetar ese fallo”.
El abogado dijo que este sábado enviarían un informe “amplio y concreto” de lo sucedido a México, para determinar el camino a seguir. “Si nos ordenan seguir, veremos qué opción hay”.
Mientras, Jorge Ortega, vicepresidente de UNCAF, y que fungió como testigo, manifestó que “salgo contento por la voluntad de todas las partes, incluso las que no estaban de acuerdo, en aceptar esto y apoyamos a la Fedefútbol en su decisión”.


Quienes discutieron

En la reunión participaron casi 14 personas, entre ellas Jorge Ortega, vicepresidente de UNCAF, que llegó en calidad de testigo. Por el Saprissa estuvieron el abogado Jorge González y el gerente Víctor Badilla; de Liberia Mía; el presidente Angel Arce y el dueño Mario Sotela; de Herediano, Jorge Salas y Jorge Blen, administradores; por la Unafut el presidente a.i. Juan Carlos Muñoz y el fiscal Luis Fernando Sáenz, y por la Fedefútbol, su presidente Eduardo Li; los directivos Rodolfo Villalobos y Miguel Chacón además del secretario general Joseph Ramírez.
Ver comentarios