Enviar
Lula propone frenar sanciones contra Irán
EE.UU. afirma estar “abierto” a mediación de Brasil, pero continuará respaldando sanciones para Irán

Washington /EFE

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil, y Recep Tayyip Erdogan, primer ministro turco, presentaron ayer a Barack Obama, mandatario de EE.UU., una propuesta de mediación en el conflicto con Irán que frene las sanciones.
Estados Unidos se dijo “abierto” a la propuesta de mediación de Brasil y Turquía en el conflicto con Irán, aunque enfatizó que, aún así, seguirá con las negociaciones en la ONU para aprobar nuevas sanciones contra ese país.
“Si Turquía u otros países pueden convencer a Irán de que este acuerdo le interesa y al mismo tiempo satisface las preocupaciones de la comunidad internacional, ciertamente estamos abiertos a esas ideas”, dijo a la prensa el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., P.J. Crowley.
El funcionario resaltó, sin embargo, que Turquía ya había hecho la propuesta antes.
“Nosotros creemos que aún hay tiempo para una solución negociada”, dijo en una rueda de prensa el canciller brasileño, Celso Amorim.
Los Gobiernos de Brasilia y Ankara proponen que Irán envíe parte de su uranio levemente enriquecido a Turquía y que ese país lo intercambie por combustible nuclear que recibiría de los países occidentales y que luego mandaría a Teherán, según explicó un alto funcionario del ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil.
En la reunión, que duró tan solo 15 minutos, el presidente estadounidense no se comprometió a posponer las sanciones que Estados Unidos impulsa en el Consejo de Seguridad de la ONU, reconoció Amorim, quien destacó que al mismo tiempo Obama “no ve ningún problema, ni nada negativo, en que se intente una solución negociada”.
Aún así, en la rueda de prensa que clausuró la Cumbre, Obama insistió en que es necesario “avanzar con ambición y rápidamente” con la resolución que establecerá las sanciones y destacó que tanto Rusia como China se han incorporado a las negociaciones “serias” al respecto.
Estados Unidos necesita el apoyo de ambos países, que en el pasado habían sido renuentes a sancionar a Irán, porque ellos cuentan con el poder de veto en el Consejo de Seguridad.
Brasil también es miembro del Consejo actualmente, pero al carecer de capacidad de veto no puede bloquear la resolución.
“Voy a presionar con toda mi energía para garantizar que obtengamos sanciones fuertes”, dijo Obama.
Lula y Erdogan solicitaron la reunión a Obama a última hora, durante la cena que inauguró la Cumbre Nuclear el lunes, informó Amorim.

Ver comentarios