Lula da Silva toma posesión como ministro entre protestas
AFP/La República
Enviar

La tensión crece en Brasil con cada nuevo capítulo de la crisis política, ayer llegó al acto de la toma de posesión de Luiz Inácio Lula da Silva, nuevo ministro de la Casa Civil.
"¡Vergüenza!, gritó alguien al principio del acto oficial, en el que la presidenta Dilma Rousseff presentó a su nuevo equipo de Gobierno.
El público, en bloque, se dio la vuelta y enfrentó al espontáneo al grito de "No habrá golpe", uno de los lemas de la izquierda brasileña estos días.
Rousseff y el expresidente Lula llegaron con gesto serio a la toma de posesión. No es para menos. El día anterior, el Gobierno confirmó que Lula sería nuevo responsable de la Casa Civil (una especie de puesto de primer ministro en Brasil), una decisión extremadamente polémica porque sobre el exmandatario pesan sospechas de corrupción y muchos ven en su nombramiento una forma de evitar a la justicia.

 



Ver comentarios