Enviar
Cumbre Brasil-Centroamérica denuncia que crisis económica es por especulación
Lula impulsa lazos comerciales con el istmo

Mandatario brasileño investiga posible tratado comercial entre América Central y el Mercosur

San Salvador
EFE

La crisis económica desatada por los crecientes precios del petróleo es de carácter especulativo, denunciaron ayer los presidentes de Centroamérica, Brasil y República Dominicana en San Salvador, donde celebraron una cumbre de un día.
En un “comunicado especial” que recoge la “alarma” por las consecuencias económicas y sociales que se derivan de los altos precios del petróleo, los gobernantes de Brasil, República Dominicana y del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), identifican el “supuesto trasfondo especulativo” de la crisis.
Los presidentes acordaron promover ante la Organización de Naciones Unidas una reunión especial para encontrar una “solución real y pragmática” a la crisis y su impacto en la carestía de los alimentos.
Ante la prensa, para dar lectura a ese comunicado, comparecieron solo el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de El Salvador, Elías Antonio Saca, que no respondieron a preguntas.
Fuentes de la presidencia salvadoreña explicaron que los otros gobernantes participantes en la cumbre: Álvaro Colom, de Guatemala; Martín Torrijos, de Panamá; Manuel Zelaya, de Honduras, y Leonel Fernández, de República Dominicana, dejaron la voz del encuentro a El Salvador, que presiden temporalmente el SICA.
El presidente Saca de
stacó que se trabajó simultáneamente, atendiendo intereses bilaterales y de la región, durante la vertiginosa cumbre, que duró unas tres horas, dentro de la visita de menos de 24 horas del gobernante de Brasil.
Aseguró que se mantienen los programas suscritos para desarrollar etanol y biocombustible con la ayuda de Brasil y que la estrategia para no atentar contra la seguridad alimenticia es aumentar la producción.
A su vez, Lula enfatizó que solo el excedente de materia prima que no se destine al consumo animal o humano, de caña de azúcar o maíz, tiene cabida en la producción de fuentes alternas de energía.
“Podemos elaborar etanol y biocombistible sin competir con la producción de alimentos ni arriesgar ecosistemas ni atentar contra el medio ambiente”, enfatizó.
Ambos coincidieron en que el futuro de Centroamérica marcha con el de MERCOSUR, que las relaciones ya están consolidadas y que la firma de un acuerdo común, del que se habla desde 2004, es cuestión de “detalles”.
La visita de Lula se realiza en respuesta a un viaje oficial que realizó Saca a Brasil en diciembre del año pasado.
En esa oportunidad, los presidentes acordaron realizar la Cumbre Brasil-SICA para analizar, entre otros temas, la posibilidad de negociar un tratado de libre comercio entre la región y los países del Mercado Común del Sur (MERCOSUR).
Sobre la visita de Estado, la primera de un presidente de Brasil a El Salvador, en cien años de relaciones diplomáticas, Lula destacó que es parte del reciente descubrimiento recíproco de los países latinoamericanos, que “dejan de mirar al norte y empiezan a mirar al sur”.
Los gobiernos de Brasil y El Salvador aprovecharon el encuentro para firmar un tratado de asistencia jurídica y dos convenios bilaterales de desarrollo, innovación y tecnología, y de cooperación turística.
Acordaron, además, facilitar la instalación en San Salvador de una oficina para Centroamérica de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (EMBRAPA) para compartir experiencias, impulsar formación y programas de de
sarrollo del sector.
Lula llegó a El Salvador anoche desde Haití, donde pasó revista a las tropas brasileñas incorporadas a la misión humanitaria de la ONU, y viajó acompañado de seis ministros de Estado, Celso Amorim, su canciller; Patrus Ananias, de Desarrollo Social y Combate del Hambre; Miguel Jorge, de Desarrollo de Industrias y Comercio Exterior y Edison Lobao, de Minería y Energía, entre otros.
En la Cumbre Brasil-SICA participaron también la ministra de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Laura Chinchilla, el ministro de Comercio e Industria de Nicaragua, Orlando Solórzano y el viceprimer ministro y ministro de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Belice, Gaspar Vega.
Se celebró, asimismo el “II Foro Empresarial SICA-Brasil”, similar al que tuvo lugar en Guatemala en septiembre de 2005, durante la visita de Lula a ese país.
El SICA está integrado por Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, como estados miembros; la República Dominicana, como estado asociado, y España, México y Taiwán, como observadores.
Los países que conforman el Mercosur son Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, además de Venezuela, en proceso de adhesión.
Según cifras de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), en 2007 Centroamérica importó de los países del Mercosur unos $1.873,5 millones y exportó $51,9 millones.
Ver comentarios