Lula defiende los biocombustibles
Enviar
Lula defiende los biocombustibles


Brasilia
EFE

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente brasileño, insistió ayer en la defensa de la bioenergía y culpó de la crisis de alimentos a los países más ricos, que, según él, “distorsionan” el comercio mundial e “impiden” el desarrollo de los más pobres.
“Me espanto cuando quieren relacionar el aumento de los alimentos con los biocombustibles”, “cuando no hablan del impacto de la subida del petróleo en el precio de los alimentos” y “cuando no hablan del impacto de los subsidios agrícolas”, declaró Lula al inaugurar la fase ministerial de la XXX Conferencia Regional de la FAO.

“Tampoco hablan de los fertilizantes, vendidos cada vez más caros por las multinacionales de los países más ricos”, afirmó Lula, quien hundió el dedo en la llaga de la crisis alimentaria que ha ocasionado serios disturbios en más de treinta países, todos incluidos entre los más pobres del mundo.
Según Lula, en las naciones más desarrolladas existen intereses económicos y políticos que intentan crear una matriz de opinión en contra de los biocombustibles y eludir las responsabilidades que los países más ricos tienen en la actual crisis alimentaria.
Según el líder brasileño, “los países pobres no son los causantes de los altísimos precios del petróleo” ni quienes “distorsionan” el comercio mundial, pero son las “víctimas” de la crisis alimentaria.
Lula aprovechó la apertura de la conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para responder al relator de la ONU, Jean Ziegler, quien sostuvo que el uso de biocombustibles es un “crimen contra la humanidad”, por su supuesta influencia en los precios de los alimentos.
“El verdadero crimen contra la humanidad es relegar a los países pobres a la miseria” y cerrarles la puerta del desarrollo, afirmó Lula, cuyo país es uno de los mayores productores de etanol de caña del mundo.
Negó que la bioenergía sea “el villano de esa historia” y aseguró que “es muy fácil estar sentado en un sillón en Suiza y opinar sobre lo que pasa en Brasil o en África”, donde, a su juicio, productos como el etanol pueden “ser una salida a la miseria”.

Ver comentarios