Enviar
Lula indignado con decisión de Embraer

Río de Janeiro
EFE

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente brasileño, se dijo indignado con la decisión del fabricante de aviones Embraer de despedir a cerca de 4.300 empleados, informó la estatal Agencia Brasil.
El jefe de Estado manifestó su “indignación” e “irritación” con la noticia en una reunión que tuvo en la presidencia con varios ministros del área social, aseguró la agencia sin citar fuentes.
De acuerdo con la información, Lula quiere reunirse la próxima semana con los dirigentes del fabricante aeronáutico para exigirles explicaciones por este despido masivo inédito.
Embraer, el cuarto mayor fabricante de aviones del mundo, anunció que, como consecuencia de la crisis financiera internacional, realizará un reajuste para reducir en un 20% su nómina de 21.362 empleados.
Este reajuste equivale al despido de cerca de 4.300 empleados, principalmente de las áreas operacional, administrativa y directiva, según un comunicado de la empresa, que es líder mundial en el mercado de aviones para vuelos regionales (con hasta 120 puestos).
El fabricante atribuyó su decisión a la “crisis sin precedentes que afecta la economía global, en particular el sector de transporte aéreo”, y que la obligó a realizar una “revisión de su base de costos y de su efectivo de personal”.
Un grupo de dirigentes sindicales se reunió el jueves con Lula para pedirle que interceda por los empleados de Embraer.
Los sindicalistas alegan que el fabricante tiene varios proyectos que son financiados por el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y que esta entidad pública es socia minoritaria de la empresa.
El BNDES confirmó que el año pasado concedió préstamos por $542 millones para financiar las exportaciones de aviones de la empresa.
El Ministerio Público, al que los sindicalistas también recurrieron en busca de una solución, anunció que programó para el lunes 2 de marzo una reunión de conciliación entre la dirección de Embraer y representantes de los empleados.
La audiencia fue marcada para atender una solicitud presentada por el Sindicato de Metalúrgicos de Sao José dos Campos, ciudad en donde queda la principal planta del fabricante.
Según el Ministerio Público, durante la audiencia la empresa tendrá que presentar argumentos que justifiquen la real necesidad de despedir al 20% de sus empleados.
Los sindicalistas también anunciaron que presentarán un recurso ante la justicia laboral para que declare los despidos ilegales ya que la legislación supuestamente prohíbe despidos masivos sin negociaciones previas entre los representantes de la empresa y los de los trabajadores.
Ver comentarios