Lufthansa, Norwegian menos pesimistas pese a adversidades
Foto Bloomberg.
Enviar

Deutsche Lufthansa  revirtió una alerta de ganancias emitida hace tres meses y su rival Norwegian Air Shuttle ASA informó utilidades trimestrales récord. Las líneas aéreas europeas muestran que están capeando el temporal derivado de los ataques terroristas, las debilidad de las economías y el sorpresivo voto del Reino Unido a favor de una separación de la Unión Europea (UE9.

Las acciones de Lufthansa subieron un 10%, el mayor porcentaje en ocho años, luego de que la aerolínea alemana elevó su pronóstico de ganancias para el año, mencionando una mejoría en las reservas premium, mientras que Norwegian Air ganó un 7,7% y dijo que le “le va bien” en las rutas de largo recorrido. Ryanair Holdings Plc se negocian a su máximo de un mes después de que esta semana la aerolínea comunicó una reducción de expectativa de ganancias calificada de “leve” por Rob Byde, analista de Cantor Fitzgerald.

Desde el Mediterráneo hasta Escandinavia, las aerolíneas afrontan excesos de capacidad y caídas de las tarifas a raíz de una ola de atentados mortíferos que han pesado sobre las compras de viajes, y la decisión del Reino Unido tras el referéndum del 23 de junio agrava la preocupación sobre el débil crecimiento. El grupo Air France-KLM también subió un 6%, y el índice de Bloomberg Intelligence que rastrea el comportamiento de las líneas aéreas europeas tuvo su día más sólido desde el 14 de julio.

Las empresas con una alta exposición a Gran Bretaña, como Ryanair, EasyJet  y la propietaria de British Airways, IAG SA, lidian además con la caída de la libra desde la votación del 23 de junio, aunque el CEO de Norwegian Air, Bjoern Kjos, dijo en una entrevista por Bloomberg Television el jueves que el abaratamiento de la libra esterlina ayuda al tráfico de larga distancia, al alentar a los estadounidenses a volar al Reino Unido.

“Es evidente que las cosas son menos malas de lo que se pensaba, y eso no va solo por Lufthansa sino para todas las aerolíneas de red regulares como Air France-KLM y IAG”, dijo Yan Derocles, analista de Oddo Securities en París. “Además, los aumentos de capacidad este otoño (boreal) son levemente menores que lo visto en el verano, lo que significa que hay menos presión sobre los precios”.

Lufthansa pronosticó a principios de este año que las utilidades ajustadas antes de intereses e impuestos subirían “levemente”, ya que la debilidad de las tarifas le impedían aprovechar plenamente la caída de los costos de combustible. La aerolínea recortó el pronóstico en julio, diciendo que, por el terrorismo en Europa y por la generalizada “incertidumbre política y económica” se esperaba que las reservas anticipadas para viajes de largo recorrido cayeran “significativamente.

Después de eso, Lufthansa ha llegado a un acuerdo salarial trianual con las tripulaciones de cabina que contribuirá, según dijo, a las ganancias. Asimismo ha acordado tomar el control total de su filial Brussels Airlines e incorporar algunas aeronaves de su rival en dificultades Air Berlin  para expandir la marca Eurowings.



Ver comentarios