Enviar
Lucha electoral: Oportunidad o crisis para el PAC
Mientras que en mayo de 2006 el partido tenía un respaldo de 16 puntos en enero de 2009 llegó a cuatro puntos

Como cuando una ola está llegando a la orilla del mar, de esa manera el Partido Acción Ciudadana (PAC) observa cómo se disipa el apoyo a su gestión. Sin embargo la próxima contienda electoral ofrece una oportunidad para levantar un nuevo oleaje rojiamarillo, dependiendo de cómo sus autoridades enrumben la estrategia.
La vida política del PAC en estos nueve años de existencia se representa como un oleaje, desde el punto de vista de los expertos.
La agrupación ha venido experimentando subibajas acentuados en el respaldo por parte de los costarricenses. Los momentos en que ha logrado mayor apoyo se dan sobre todo en las contiendas electorales, mientras que en los intermedios tiende a caer.
En la fotografía de las últimas encuestas se evidencia como en los últimos dos años y medio el PAC vio disminuir el apoyo a su labor por parte de los costarricenses.
Mientras que en mayo de 2006 el partido político tenía un respaldo popular de 16 puntos, en enero de 2009 el apoyo a su gestión llegó a cuatro puntos porcentuales.
Esta caída tiene su punto de inicio a finales de 2007 y se mantuvo a lo largo de 2008, etapa en la que la fracción legislativa desarrolló su oposición más árida a la agenda del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta).
Paralelamente al debilitamiento partidario, Ottón Solís, líder y candidato a la Presidencia por tercera ocasión, también ha experimentado una baja de popularidad.
De agosto de 2006 a enero de 2009 la imagen de Solís se ha debilitado en 12 puntos porcentuales, al pasar de un respaldo de 54 puntos en agosto de 2006 a 42 puntos en enero de 2009.
“La experiencia del PAC ha sido como la espuma, esto se debe a que la agrupación ha tenido problemas para ser un partido, hasta el momento venía siendo solo un movimiento que no ha podido mantener su estructura y esto se refleja en las renuncias y salidas de diputados de su fracción en el Congreso. Hasta la convención interna de mayo se dieron indicios de que va caminando a ser un partido político”, apuntó Rodolfo Cerdas, analista del Centro de Adiestramiento Político.
La primera convención del PAC estuvo marcada por la escasa participación, pues votó el 34% de quienes se afiliaron a la agrupación para poder votar.
Para los expertos esto fue una señal de debilitamiento pero a la vez una herramienta
para que sus autoridades hicieran algunos cambios en su manera de trabajar. Incluso así lo interpretaron autoridades mismas de la agrupación.
“Sabemos que tenemos que mejorar muchas cosas, y eso quedó en evidencia tras la conv
ención del partido, de eso se trata, de crecer. Estamos apuntando a crecer aún más y de llevar a Ottón Solís a la Presidencia y como mínimo contar con 30 diputados en el Congreso”, adujo Margarita Bolaños, secretaria general de la agrupación.
Si bien Solís y su comando de campaña dicen no prestarles atención a las encuestas, otros representantes del partido sí lo hacen. Bolaños aseguró que ella y su equipo de trabajo las toman en cuenta para atender las debilidades de la agrupación rojiamarilla.
Para los expertos en la materia esta disminución de apoyo no es un reflejo de lo que podría ser el resultado de las elecciones nacionales. Elma Bejarano, politóloga de la Universidad Autónoma de Centroamérica, apuntó que aún faltan fichas en el tablero” y que el electorado costarricense es variante, por lo que “no es imposible” un repunte del PAC y de Ottón Solís.


Carlos J. Mora
[email protected]
Ver comentarios