Enviar
Población considera que este flagelo ha venido creciendo desde que Arias asumió la Presidencia
Lucha contra inseguridad es insuficiente
Se requiere más dinero para poder mejorar, aduce Janina del Vecchio, ministra de Seguridad

A pesar de que se han implementado políticas contra la delincuencia, estas no han dado los frutos esperados por los ciudadanos.
Esto se refleja en que el principal problema que enfrenta la población es la inseguridad en los barrios y comunidades donde viven.
En uno de cada cuatro hogares habita al menos una persona que fue víctima del hampa en los últimos cuatro meses, de acuerdo con la más reciente encuesta de CID-Gallup para LA REPUBLICA.
Los entrevistados consideran que los programas y esfuerzos para luchar contra este flagelo no han dado frutos visibles.
Y es que para mitigar este problema se requieren políticas integrales, nuevas legislaciones, jueces con mayor compromiso, dotar a la policía de más recursos, mejorar los implementos y mayor presencia policial en las calles, de acuerdo con expertos consultados.
“El país necesita nuevas leyes, las actuales están desfasadas, también se requiere mayor coordinación entre los tres poderes. No es posible que capturen una persona por cometer un delito y que media hora después esté libre, porque un juez así lo dispuso”, comentó Arnoldo Rubio, sociólogo de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).
Para los costarricenses el grado de inseguridad se ha venido agudizando día a día, lo cual está llegando a niveles impensables de agresión física, muertes, asesinatos, robos y destrucción en colegios.
Otro factor que ha influido considerablemente en que esta problemática sea mayor, es el difícil acceso que tienen algunos al sistema educativo. Esto por cuanto al menos un 40% de los jóvenes es excluido de la educación y un 70% de los delitos lo cometen jóvenes.
En este sentido, Janina del Vecchio, ministra de Seguridad, reconoce que la inseguridad es un problema serio y que representa una gran preocupación para el Gobierno.
“Nos sentimos con un nivel de inseguridad. Hemos hecho un gran esfuerzo con los recursos para ofrecerle a la población mayor vigilancia, sin embargo, se requiere más dinero, porque permitiría tener mejor policía, con más formación, mejor pagados y con menos posibilidades de corrupción”, dijo Del Vecchio.
Por otra parte, los costarricenses perciben que la inseguridad ha venido creciendo desde que Arias asumió la presidencia en mayo de 2006 y que esta seguirá incrementándose en lo que resta de su mandato.
Para tratar de contrarrestar esta situación, en el Ministerio de Seguridad Pública han aumentado la cantidad de policías, así como sus salarios, a fin de evitar la corrupción policial.

Yessenia Garita
[email protected]
Ver comentarios