Los tridentes del Invierno
Yendrick Ruiz será el nueve del Herediano. Jonathan McDonald será el nueve del Alajuelense. Fabrizio Ronchetti será el nueve del Saprissa.
Enviar

Cuando el Barcelona y el Real Madrid firmaron a los delanteros Neymar, Luis Suárez, Karin Benzema y Gareth Bale fue para utilizarlos y no para sentarlos en la banca.
De inmediato pasaron a la estelaridad y formaron los poderosos tridentes ofensivos de los dos clubes grandes del fútbol español, junto a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.


Los directores técnicos de turno, Pep Guardiola, Luis Enrique, José Mourinho, Carlo Ancelotti, Rafa Benítez y Zinedine Zidane se las ingeniaron para hallar un espacio en la formación del equipo y consideraron lo más prudente en lo táctico, jugar con un 4-3-3, que en el caso específico del Real Madrid, se asemeja más a un 4-1-2-3, pues el equipo gira sobre el fútbol equilibrado del germano Tony Kross en la mitad del campo, Modrick por la derecha y Casemiro como volante mixto.
El Barcelona sí se apega más a una línea de tres en su cintura un poco más horizontal, con Busquets, Rakitic e Iniesta, pero los tres de ataque en las dos oncenas son inamovibles, cuestan millones de millones de dólares y para eso los compraron: para jugar.
A pocos días de que en Costa Rica dé inicio el Torneo de Invierno y guardando las proporciones del caso, se abre una interrogante y una expectativa para conocer qué decisiones tácticas tomarán los técnicos de los equipos grandes: Herediano, Alajuelense y Saprissa en cuanto a la formación de sus cuadros estelares, ahora que en el receso, reforzaron sus zonas de ataque: ¿jugarán Hernán Medford, José Giacone y Carlos Watson con un tridente ofensivo o firmaron a varios atacantes para que miren los partidos desde el banco de los suplentes?
En el Verano vimos cómo la Liga desperdició el talento de sus jóvenes adquisiciones, Kenneth Dixon y Josimar Pemberton, para no citar el patético caso del argentino Hernán Rivero.
En otro frente, el campeón nacional conforme avanzaba hacia la conquista del gallardete, se agarró de los goles de “Mambo” Núñez y Yendrick Ruiz, restándoles muchísimos minutos de acción a delanteros como Jonathan Hansen, Antonio Pedroza y un Walter Silva prácticamente inadvertido.
Para la nueva temporada, es el Alajuelense el equipo que más refuerza su zona ofensiva, al punto que se dio el lujo de ceder a préstamo precisamente a ese par de jóvenes atacantes que como Dixon y Pemberton no tuvieron acción.
Giacone dispone de cuatro artilleros de muy buen nivel para el campeonato criollo: Jonathan McDonald, José Guillermo Ortiz, Johnny Woodly y Lucas Gómez.
¿Jugará la Liga con un tridente en ataque, como catalanes y merengues o dos de estos artilleros dormirán el sueño de los justos arrinconados en el banco de la reserva?
Herediano mantuvo su cuerpo de artilleros completo y más bien lo reforzó con el reenganche de Cristian Lagos, un delantero que mete y mete goles como pocos, pero que no goza del beneplácito de público y entrenadores.
Como simple detalle estadístico, antes de viajar al fútbol chapín y siendo banca del Team, Lagos entró de cambio en un partido y en diez minutos metió tres goles de cabeza: ¿recuerdan? Suma que otros delanteros no logran ni en 44 partidos como titulares. ¿Entonces? Algo tiene el agua cuando la bendicen. También llegó al monarca, Josué Martínez.
Y… ¿el Saprissa?
El Monstruo tuvo un delantero titular: Daniel Colindres y a su lado alternaron sin rol de estelares David Ramírez, Minor Escoe y Jonathan Moya.
Fichó a Fabrizio Ronchetti, Rolando Blackburn y a Anllel Porras, uno supone que para ser titulares, máxime que se fue Ramírez al fútbol lusitano y prestó a Moya. ¿Qué decidirá Watson con Colindres y Escoe?
En lo táctico el tema pasa en que si los estrategas se deciden “valientemente” a jugar con una tripleta de atacantes, lógicamente tienen que sacrificar una pieza en retaguardia o cintura y es en esos departamentos donde florenses, manudos y morados están al tope de muy buenas figuras.
Más complicado, si se quiere ver para Herediano y Alajuelense, que usualmente juegan con tres centrales y dos carrileros, de manera que si Medford y Giacone se apuntan al tridente, solo les quedan dos espacios en cintura: especulemos con Azofeifa y Granados en el Team y Gabas con Madrigal en el León. ¿Dónde se meten los demás?
Todo apunta a que los técnicos de los tres grandes, archivarán la idea de jugar con un tridente de ataque en sus formaciones y el 4-4-2 o el 5-3-2, o el 3-4-1-2, o cualquier otra yerba táctica aromática se impondrá en el arranque del Invierno.

201607102147190.p28-tridente-rec.jpg


Ver comentarios