Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Los tres requisitos básicos para ser político

| Sábado 14 mayo, 2011


Los tres requisitos básicos para ser político

Si usted es uno de los ciudadanos que desea o tiene aspiraciones de ingresar a la política, asegúrese antes de que en su torrente sanguíneo cuente con alguna de los siguientes genomas básicos para sobrevivir en el complicado mundo de la política en Costa Rica.
No necesariamente lo que digo es lo que pienso: Si entre sus valores usted abandera la transparencia, la autenticidad y la cristalinidad, usted no va a ser muy bien recibido por la clase política, porque en ese mundillo hay que fingir, callar y como dicen en Tiquicia, hacerle la masa aguada al que manda.
No por casualidad los jerarcas se rodean de un grupo de personas que se encargan justamente de crearle una burbuja que les evita acercarse a la realidad.
Debo de incorporar nuevos vocablos en mi hablar: El aspirante a político debe de tener una inducción intensiva en el uso de los estribillos, frases y vocablos muy propios de esa élite, sin dejar de lado la habilidad de esquivar las preguntas difíciles y comprometedoras, o de dar respuestas amplias que nunca llegan al grano; ya que todo lo que diga puede ser usado en mi contra.
Hay que respetar toda una jerarquía y someterse a ella: Por nada del mundo se le ocurra a un aspirante a político ir en contra de los lineamientos que genera la cúpula, porque eso significa “salirse del canasto” e implica ser expulsado él y toda su descendencia.
Para dominar esta materia deben de pasar con nota diez el curso de “cálculo político” y entender con malicia indígena los oscuros, delgados y largos tentáculos de la ambición del poder.
Pero no vaya a creer que los aspirantes son pocos, a ellos los encontramos asesorando a los diputados, en los asistentes de ministros y viceministros, delegados presidenciales, y en Casa Presidencial se encuentran los mas ungidos políticamente hablando.
¿Cuando nacerá una agrupación política que recoja los miles de costarricenses honestos, transparentes, trabajadores, apasionados por lo que hacen, sin cálculos políticos, que siempre dicen la verdad, que no se someten a corrientes y se aferran a sus valores y creencias?
Ese día Costa Rica habría ganado y podríamos aspirar a salir del actual atolladero en que nos encontramos.

Mynor Retana Cárdenas
Ingeniero