Enviar
Sábado 18 Junio, 2011


El ansia de poder en las personas, siempre ha existido en la humanidad. Pero en los últimos tiempos se han dado acontecimientos que merecen alguna reflexión

Los signos de nuestros tiempos

Las protestas recientes en España y las que se dieron en los países árabes, demuestran cada vez más que los políticos y los líderes no están visualizando bien la realidad.
En el caso de las protestas políticas en España es necesario señalar que sus reivindicaciones son claras: una democracia más participativa, alejada de los poderosos, y una reforma de la ley electoral, que favorece la alternancia en el poder de solo dos partidos, el Socialista Obrero Español (PSOE) y el Popular (PP), de centroderecha.
Las mencionadas protestas fueron bautizadas por la prensa como el movimiento del 15-M, en alusión a las movilizaciones del domingo 15 de mayo, en medio centenar de ciudades españolas.
También son conocidos como “los indignados” por su rechazo a los severos recortes sociales y laborales aplicados en este país ibérico, donde el desempleo roza los 5 millones de personas, la tasa más alta de la Unión Europea, y el paro juvenil supera el 40%.
En el caso de los países árabes las protestas políticas fueron más centradas en aspectos como el abuso de poder o autoridad que es la principal fuente de la corrupción moral.
Los últimos acontecimientos que se han presentado en los países del mundo árabe como Túnez, Argelia, Egipto y Libia demuestran claramente el abuso de poder que se ha dado en esas naciones. Así como la represión que han sufrido los manifestantes civiles por pedir mayor libertad y democracia, y demuestran la frustración y desencanto de los ciudadanos por la crisis económica, la represión y el no poder tener un nivel de vida decente.
Es importante recordar a dos humanistas que lucharon contra el abuso del poder Mahatma Gandhi y Martin Luther King.
Es fundamental recordar a estos dos grandes humanistas que aportaron mucho por la paz y la libertad.
En Latinoamérica muchos presidentes se quieren mantener en el poder o sus esposas y hermanos. El ansia de poder en las personas siempre ha existido en la humanidad. Pero en los últimos tiempos se han dado acontecimientos que merecen alguna reflexión, como el reciente caso de la primera dama de Guatemala, que se divorció del señor Presidente de Guatemala, para poder ser candidata a la presidencia.
En el caso de Costa Rica se da una crisis política. En lo político, no se ve un rumbo claro del país. Además, el Partido Liberación Nacional se ha convertido en una máquina electoral, en una agrupación más enfocada a ganar elecciones que a aportar al desarrollo económico y social del país.
Se da una gran concentración de poder en el Partido Liberación Nacional y la oposición sigue dividida y fragmentada, se une únicamente para propósitos muy específicos como ganar el directorio legislativo.
Se ha venido retrocediendo en educación y salud, hay una gran inseguridad ciudadana y se hacen promesas o propuestas para combatir esa inseguridad ciudadana sin contar con los recursos para realizarlo y sujeto a proyectos de ley que tienen que aprobarse en la Asamblea Legislativa.
Es pertinente lo expresado por Abraham Lincoln. “Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder”.

Bernal Monge Pacheco
Consultor