Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Los ricos y los asesores robóticos: una preocupación para los bancos

Bloomberg | Sábado 06 febrero, 2016



 Los bancos están observando cómo los clientes más acaudalados flirtean con los asesores robóticos (robo-advisers en inglés).
Esa es una de las razones por las que los prestamistas han desatado una competencia por lanzar sus propias versiones tecnológicas para las inversiones automatizadas, de acuerdo con un consultor.
La generación del milenio y los pequeños inversores no son los únicos que utilizan a los robo-advisers.
También los utiliza un grupo que comprende a los pioneros Wealthfront y Betterment  y otros servicios provistos por los gigantes de los fondos de inversión, dijo Kendra Thompson, directora gerente de Accenture.
En Charles Schwab, aproximadamente un 15% de quienes usan carteras automatizadas poseen al menos $1 millón en la compañía.
“Mueven dinero real”, dijo Thompson en una entrevista. “Se ve cómo gente con carteras mucho más grandes está experimentando, tomando parte de su dinero para probar esta modalidad”.
Las agencias tradicionales de corredores como Morgan Stanley, Bank of America  y Wells Fargo están bajo presión para justificar los honorarios que cobran, en tanto los servicios de bajo costo ganan aceptación.
Los bancos, que en conjunto emplean a unos 46 mil asesores, responderán mediante el desarrollo de herramientas basadas en la inteligencia artificial para sus empleados, así como en canales de auto-servicio para los clientes, dijo Thompson.
“Ahora que están empezando a ver el movimiento de dinero, no les va a tomar demasiado tiempo hasta que unan los puntos y digan: “Sea lo que sea que ofrecemos por una tarifa, será mejor que lo que ellos ofrecen por casi nada”, dijo Thompson. La tecnología “hará que los asesores se vean más inteligentes, mejores, más fuertes y en mejor posición”.
Los robo-advisers, que utilizan programas informáticos para proporcionar asesoramiento sobre inversiones online, por lo general cobran menos de la mitad de los aranceles de las agencias tradicionales de correduría, que cuestan al menos 1% de los activos que gestionan.
Para 2020, surgirán servicios más nuevos que gestionen tanto como $2,2 billones, según la consultora A.T. Kearney.
Más de la mitad de los $3.300 millones de activos bajo la gestión de Betterment provienen de personas con más de $100 mil en la firma, de acuerdo con la portavoz Arielle Sobel.
Wealthfront tiene más de un tercio de sus activos -casi $3 mil millones- en cuentas que requieren al menos $100 mil, dijo la portavoz Kate Wauck. Schwab, una de las primeras empresas de inversión que se establecieron para producir productos automatizados, atrajo $5.300 millones en los primeros nueve meses, de acuerdo con su portavoz Michael Cianfrocca.