Enviar
La inversión se reactivaría y la inflación se mantendrá entre el 4% y el 6%
Los números le sonríen al 2010
La economía regresaría a los números positivos y se estima que crecerá hasta un 3%

Tras la turbulencia viene la calma, igual sucederá con la economía que augura un mejor panorama para 2010. Si bien la recuperación será moderada y llegará primero a varios sectores, ya empiezan a aparecer números positivos.
Incluso, por primera vez en seis meses, en setiembre y octubre la economía volvió a generar empleo, cerca de unos 13 mil puestos formales, de acuerdo con las estadísticas de la Caja Costarricense de Seguro Social.
En lo que al Producto Interno Bruto (PIB) se refiere, la economía ha reaccionado favorablemente los últimos tres meses.
Gracias a ello, en lugar de una contracción anual del 3% del PIB pronosticada con anterioridad para 2009, ahora se espera una caída de tan solo un 1,2%, de acuerdo con estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).
Al mismo tiempo, varias señales como el repunte del índice mensual de actividad económica, la balanza comercial y las reservas internacionales sostienen la teoría de un 2010 positivo.
“La actividad económica ha venido aumentando desde hace varios meses en cifras desestacionalizadas, aunque la expansión aún no alcanza a todos los sectores. Las perspectivas de una recuperación gradual son cada vez más firmes”, dijo Andreas Bauer, jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional durante su visita al país el mes pasado.
La idea es que con el pasar de los meses, la buena situación de actividades como telecomunicaciones, servicios y manufactura logren reactivar otros como el agropecuario, hotelero y comercial; que hoy persisten un tanto decaídos, agregó.
Incluso, para estos últimos sectores resultan favorables los pronósticos que auguran mejoría en los principales mercados externos como el estadounidense. Esto ayudaría en el corto plazo, a reactivar tanto los flujos de bienes como los servicios, siendo el turístico uno de ellos.
“Por sí sola la economía nacional no va a generar tasas de crecimiento en la producción superiores al 3-4%, se requiere el impulso de los socios comerciales vía exportaciones. La recuperación de dichos socios será prolongada y por tanto la nuestra también”, manifestó Greivin Salazar, economista del Observatorio de la Coyuntura.

La única preocupación es un eventual crecimiento de la deuda del Estado, reconoció Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central. A pesar de que este es el “talón de Aquiles”, tampoco es visto con alarma.
En la actualidad, la deuda total del país es del 43% con respecto al PIB, y se estima que pudiera aumentar unos dos puntos; situación manejable. En el caso de la deuda estatal, esta es del 28% y si bien crecerá, no impactará mayor cosa en la deuda total del sector público.
En lo que al consumo nacional se refiere, se espera un incremento del 1,8%, lo cual es un primer indicio de que las personas están dejando atrás la mentalidad de crisis, estimó la CEPAL.
Eso sumado al mayor gasto público en remuneraciones y compras tanto de bienes como de servicios, consideran ayudará a reactivar la economía.
En este contexto y según estudios que realizaron, CEPAL espera que el próximo gobierno impulse una reforma fiscal para atender la vulnerabilidad que se presenta en la deuda del sector público.
“El balance del gobierno central se deterioró significativamente, por lo que el gobierno debió realizar varios ajustes al presupuesto durante el año”, destacó el informe de la CEPAL.
Por lo anterior, 2010 será un año mejor visto desde la lupa económica, aunque desde temprano se anticipa la necesidad de analizar la situación tributaria para continuar por la senda del positivismo.



Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios