Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



BLOOMBERG


Los millones de Sharapova empezaron con contrato de $1

Redacción La República [email protected] | Lunes 27 septiembre, 2010



Los millones de Sharapova empezaron con contrato de $1

Sólo hizo falta $1 para que Billie Jean King cambiara el tenis.
King obtuvo $1.175 por ganar el título de Wimbledon en 1968, menos de la mitad de lo que recibió el campeón masculino Rod Laver. Eso, sumado a la falta de oportunidades de juego para las mujeres, la llevó a convertirse en una de las nueve jugadoras que iniciaron una nueva gira femenina, para lo que firmaron contratos de $1 que derivaron en el establecimiento del primer Virginia Slims de $7.500 dólares de Houston, hace 40 años.
El Circuito Virginia Slims debutó al año siguiente con 19 torneos y un total de premios de $309.100. Desde entonces, la Gira de la WTA -la Asociación Femenina de Tenis- se ha convertido en el principal deporte para mujeres del mundo. Cuenta con 53 torneos que se desarrollan en distintos lugares del mundo durante 11 meses, más de 2.200 jugadoras y más de $86 millones en premios. Este año, la número uno, Serena Williams, recibió 1 millón de libras por ganar Wimbledon, lo mismo que el campeón masculino Rafael Nadal.
Teníamos una idea muy clara de lo que queríamos para nuestro deporte”, dijo King, que tiene 66 años, en entrevista telefónica desde Prescott, Arizona. “En la actualidad, siempre les digo a las mujeres: ‘Están viviendo su sueño, la visión de la que hablábamos en 1970’”.
La gira comprendió a King, Rosie Casals, Nancy Richey, Kerry Melville, Peaches Bartkowicz, Kristy Pigeon, Judy Dalton, Valeria Ziegenfuss y Julie Heldman.
Cuando el tenis se profesionalizó en 1968 y se permitió a los jugadores competir por premios en dinero, “todos los torneos estaban organizados por hombres o eran propiedad de los hombres”, dijo King.
“Muchos suspendieron el juego femenino y dejaron de presentarlo”, agregó, “o, si lo hacían, los montos de los premios estaban en una relación de 11 o 12 a uno, por más que jugábamos ante multitudes. Eso me indignaba. Mi ex esposo, Larry, dijo: “¿Por qué no se unen?”
Larry King, uno de los cuatro fundadores de World Team Tennis en 1973, y Billie Jean King se divorciaron en 1987.
King, Casals y Richey contactaron a la editora de World Tennis, Gladys Heldman, que incorporó al proyecto la marca de cigarrillos Virginia Slims, de Philip Morris International Inc. Los cigarrillos se presentaron en 1968 con un marketing que apuntaba a mujeres profesionales jóvenes.
“Lo que esas nueve mujeres han hecho por mi carrera constituye toda una lección”, dijo la ex campeona de Wimbledon Maria Sharapova en una declaración que su agente difundió por correo electrónico. “Estoy muy agradecida por su visión y su ‘lucha’ por todas las generaciones que les siguieron”.
Sharapova, que tiene 23 años y es la atleta mujer mejor pagada del mundo, gana $24,5 millones al año en premios y auspicios, según una estimación de la Revista Forbes de agosto. El agente de Sharapova, Max Eisenbud, confirmó ese número en IMG.
“Tenemos suerte de estar en la posición que ocupamos hoy, con el mismo dinero en premios que los hombres en eventos combinados, y debemos mucho de eso a lo que esas mujeres hicieron hace 40 años”, dijo la ex campeona del Abierto de Francia en una declaración en la página web de la Gira de la WTA.
Establecer una gira de tenis profesional femenino contra los deseos de lo que entonces se llamaba la U.S. Lawn Tennis Association, o USLTA, no fue fácil.
“Poner en peligro la oportunidad de jugar Grand Slams probablemente fue la parte más arriesgada de enfrentarse al viejo sistema”, dijo Casals, que tiene 62 años, por correo electrónico. “Éramos ciudadanas de segunda clase cuando jugábamos en los torneos junto con los hombres, y eso significaba la totalidad de los torneos”.
King perdió la oportunidad de completar el Grand Slam de los cuatro torneos grandes en un año calendario en 1972. Ganó el Open francés, el Open de los Estados Unidos y Wimbledon, pero no pudo jugar el Open australiano debido a un torneo de Virginia Slims en San Francisco.
Las australianas Dalton y Melville fueron suspendidas el día después de firmar el contrato de $1, mientras que la USLTA creó una gira rival con Margaret Court, Evonne Goolagong y Virginia Wade.
King encomendó a cada una de las llamadas 9 Originales que trataran de influenciar a dos jugadoras de la gira de la USLTA. La estrategia funcionó. Las giras se unieron en la Asociación Femenina de Tenis, que se creó en 1973 durante una reunión de jugadoras en el Hotel Gloucester de Londres poco antes de Wimbledon. Se eligió presidenta a King.
El Open de los Estados Unidos ofreció premios del mismo monto a hombres y mujeres el mismo año. Wimbledon fue el último evento de Grand Slam que adoptó esa política, en 2007.
King también jugó contra Bobby Riggs en 1973, en lo que se llamó la “Batalla de los sexos”. King, que había ganado 39 títulos importantes en singles y dobles, venció al ex campeón estadounidense de Wimbledon en dos sets. Unos 40 millones de personas de todo el mundo vieron la transmisión del encuentro, lo que redundó en el primer contrato de televisión de la WTA al año siguiente.
“El simbolismo de esa victoria significó mucho para las mujeres”, dijo Stacey Allaster, máxima responsable ejecutiva de la Gira de la WTA, en entrevista telefónica desde la sede de la WTA en St. Petersburg, Florida. “Billie quiere igualdad de oportunidades para hombres y mujeres para que todos trabajen juntos y con respeto en aras de un mundo mejor. Ese juego de tenis simbolizó lo que ella quería lograr”.
King dijo que lamenta no haber podido organizar una gira conjunta para hombres y mujeres. La Asociación de Profesionales de Tenis de los hombres, ATP por la sigla en inglés, rechazó varios intentos de unión, agregó. Si bien la Gira de la WTA y la Gira Mundial de la ATP realizarán 20 eventos mixtos, siguen siendo entidades separadas.
“Es mejor cuando hombres y mujeres están juntos”, dijo King. “Imaginen si hubiéramos hecho esto hace 40 años”.

Londres