Enviar
Jueves 6 Agosto, 2015

Somos un país que no tiene por qué seguir los pasos griegos y que de actuar con prontitud y gallardía podemos tener mejores días por delante

Los Libertarios y las mentiras sindicales

Sus estridentes ladridos
Solo son señal de que cabalgamos.
-Johann Wolfgang von Goethe.

En el artículo de Alejandro Madrigal ‘‘De salarios, libertarios y algunos medios’’ se demuestra la relación de la atinada analogía de Goethe con el susodicho.
Durante semanas el Partido Movimiento Libertario se ha dedicado a enlistar los funcionarios de las instituciones públicas con sus salarios respectivos (proporcionados por SICERE) en aras de transparentar el gasto público.
La motivación es sencilla, los Libertarios tenemos una historia cristalina con respecto a nuestro vehemente deseo de reducir el gasto público y que mejor manera de entablar esa misión que demostrando, con nombres y apellidos, dónde se encuentran los disparadores del gasto para así atacar el creciente déficit fiscal.
Se nos ha querido achacar que no hemos dado la cara con respecto al proceso judicial y el tema de  Seetaxi; sin embargo cualquier persona con la más remota honestidad intelectual reconocería que fuimos inmediatos con los comunicados respectivos.
La realidad es que la agenda de izquierda ha deseado infundir en el costarricense una amplia serie de mitos: desde achacar la pobreza y la desigualdad al sector privado, algo cuya falsedad queda al desnudo al ver un Estado que se ha dedicado a generar desigualdad salarial al otorgar salarios abusivos a ciertos funcionarios públicos, hasta a la defensa a ultranza de que el déficit fiscal se debe a la evasión exclusivamente y no al despilfarro gubernamental.
Es por esto que deseo enfatizar que las denuncias de nuestro Partido obedecen al deseo del mismo de demostrar dos cosas: 1. La necesidad de una nueva ley de empleo público, que aplicaría para los nuevos funcionarios, en aras de asegurar la estabilidad del régimen salarial (algo que de hecho beneficia a los funcionarios actuales) y 2. Demostrar que los abusos salariales en entes como RECOPE y el ICE culminan siendo financiados por los consumidores al llenar el tanque de la gasolina y pagar las tarifas eléctricas.
Debemos además tener certeza de otro fenómeno; aquí no es el Partido Movimiento Libertario el que está desviando el tema, es la izquierda estremecida al ver que su agenda es condenada por la opinión pública debido a las simples y llanas verdades que hemos destapado.
Nosotros solicitamos un rotundo no a más impuestos, una nueva ley de empleo público y la ruptura de monopolios; con estas denuncias hemos demostrado que tenemos un problema de despilfarro, de salarios abusivos que amenazan al régimen salarial público y de abusos sindicales que pagan los consumidores eléctricos y de combustibles.
Somos un país que no tiene por qué seguir los pasos griegos y que de actuar con prontitud y gallardía podemos tener mejores días por delante. Seguiremos denunciando porque nuestro país lo necesita y cuando tengamos que dar la cara no dudaremos en hacerlo ¿Acobardarnos por los séquitos cuyos intereses se ven amedrentados? Costa Rica merece más que eso.

David Rodríguez Suárez

Presidente Juventud, Partido Movimiento Libertario