Enviar
Viernes 26 Febrero, 2010

Los desafíos del régimen municipal

Al considerarse en la Asamblea Legislativa nuevos proyectos para trasladar competencias a las municipales, es fundamental que enfrenten los desafíos que permitan una transformación hacia un accionar más eficiente y eficaz de las municipalidades y servicios de calidad a los miembros de las distintas comunidades.
El primer desafío que deben enfrentar es moral y ético, en vista de que actualmente, hay diez alcaldes que afrontan supuestos graves cargos por casos de corrupción, en algunos de los cuales ya se ha dictado sentencia condenatoria. Es fundamental que los costarricenses, en las próximas elecciones de alcaldes, tengamos más cuidado para elegirlos y se analicen su trayectoria, honestidad y transparencia en las actuaciones que han tenido en el sector público y privado, y valorar si han llegado para servir o para servirse en provecho propio o de círculos de amigos.
Es necesario también que los regidores y alcaldes que se elijan conozcan bien el accionar municipal y reciban una buena capacitación a efecto de que tengan presentes disposiciones como el Artículo 184 de la Constitución Política, que establece que el presupuesto es el marco de acción, el artículo 11 de la Ley General de la Administración Pública que considera el principio de legalidad, es decir, que en el sector público solo se puede realizar lo que el marco legal permite.
Se deben abocar a enfrentar serios problemas que afectan el accionar de las municipalidades como los altos pendientes de cobro, prestación de servicios en forma deficiente, la poca capacidad para ejecutar obra y el no lograr la adecuada articulación entre los programas de los señores alcaldes, los planes de largo plazo, el plan de desarrollo municipal y el plan anual operativo así como con el presupuesto como expresión financiera de esos planes.
Los recursos deben destinarlos las municipalidades especialmente al programa 2 de Servicios y el programa 3 de Obras, que permitan una operación municipal que propicie un mejor desarrollo de los cantones y por ende una mejor calidad de vida para los habitantes de sus comunidades, y un desarrollo en armonía con el medio ambiente.
Diversas propuestas se han realizado acerca de la necesidad de descentralizar y fortalecer las municipalidades, que conocen más de cerca sobre los problemas y necesidades de los habitantes de los distintos cantones. No obstante las municipalidades deben mejorar su labor. Es fundamental para ello que se dé una mayor participación ciudadana y de las comunidades para que prevalezca el interés general sobre el particular.
Se debe propiciar la equidad y solidaridad con una mayor inversión a través de proyectos que favorezcan a la población más vulnerable y menos privilegiada de cada cantón.
Se debe también lograr un rumbo de las municipalidades en el que existía acuerdo, de los regidores, síndicos, alcalde y funcionarios municipales y que exista una misión y visión de la municipalidad compartida a lo interno y a lo externo por los vecinos del respectivo cantón.

Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor externo