Enviar
Lunes 24 Mayo, 2010

Los acontecimientos de los últimos días

El tema que más ha estado gravitando estos días es la propuesta para aumentar el salario de los diputados, que de acuerdo con las últimas informaciones ya no sería de ¢4 millones sino de ¢4.300.000.
Ya se aprobó el trámite de la vía rápida, por lo que se aprobaría en pocos días el aumento, lo que considero que es legislar en beneficio propio.
Sin embargo, se han venido cayendo algunos elementos que lo sustentaban, pues resulta que el salario de la contralora general de la República no es de ¢4 millones sino de ¢3,5 millones. Además, la dedicación exclusiva la están dejando voluntaria para esta legislatura.
Nos debe llamar a reflexión la propuesta de ¢2,3 millones para ajustar el salario de los diputados. Si para aprobar leyes y atender los problemas del país, fueran tan ágiles los señores legisladores, como lo expedito que han sido para poner en trámite la propuesta para el ajuste de salario, el país estaría mejor. No obstante, sabemos lo lentos que son los trámites en la Asamblea Legislativa.
Una noticia positiva de estos días, y que tuvo un aporte importante de nuestra presidenta Laura Chinchilla, es la firma del acuerdo de Asociación con la Unión Europa, que incluye un tratado de libre comercio. Esperamos que realmente traiga resultados positivos para el país y especialmente para los sectores agrícola e industrial.
Es pertinente señalar que debemos aprender de las experiencias de otros tratados que ya están operando y no cometer los mismos errores.
Hay que aprovechar los beneficios que permite el tratado de asociación y lograr que se generen inversiones en el país provenientes de la UE, que permitan no solo el crecimiento económico, sino el desarrollo económico, que ayudan a disminuir la pobreza y la desigual social, en aras de un bienestar general y un mejor destino para los costarricenses.
Una noticia trascendental es la aprobación de la reforma constitucional que en forma gradual aumenta el aporte para la educación, hasta llevarlo a un 8% del PIB. La educación es el motor fundamental para salir de la pobreza, y actualmente hay programas como Avancemos, que están ayudando a los estudiantes de escasos recursos y a disminuir la deserción escolar.
Es necesario que esos recursos adicionales para la educación estatal y superior se utilicen con eficiencia, eficacia, economicidad y se mejore la calidad de la educación y la infraestructura de las escuelas y colegios. Que se pueda dotar de laboratorios informáticos a todas las escuelas y colegios y que se utilicen la experiencia y buenos resultados que ha tenido la Fundación Omar Dengo en este campo.

Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor externo