Enviar
Los Oscar dan respiro económico

El negocio de las limusinas tendría su periodo de “vacas gordas” en la entrega

Los Oscar de Hollywood culminarán la temporada de premios en Los Angeles, un periodo de “vacas gordas” para las empresas de limusinas que ven poco glamour en las perspectivas de negocio de un año marcado por la crisis.
Algunas compañías de este sector en California sobreviven a duras penas contagiadas por la falta de crédito general y los recortes de gastos en las multinacionales, especialmente del entretenimiento, que alimentan al sector.
No obstante, enero y febrero supone un respiro para sus cuentas de resultados gracias a los numerosos viajes a alfombras rojas que se demandan en Los Angeles para premios como los Globos de Oro, los Grammy y los Oscar.
“Los 29 coches de mi flota están reservados para los Oscar”, aseguró Alex Tuzman, vicepresidente de operaciones de Prime Limousine Service, quien lleva 12 años dedicado al sector del transporte, los últimos cinco íntegramente a los servicios de lujo.
“Actualmente hay más movimiento, más que en los meses anteriores, pero no sé como vamos a hacer cuando pasen los Oscar. La crisis es muy dura y la empezamos a sufrir hace más de un año con la huelga de guionistas. Aquellos meses mi compañía perdió entre $40 mil y $50 mil”, explicó.
El resto de 2008, esa empresa vio como caían sus viajes al aeropuerto, el más común de sus servicios, de 70 diarios a una media de 15, a pesar de que sus precios son solo un 20% más altos que el de un taxi convencional “pero con la mayor atención al cliente posible”, dijo.
Lo cierto es que el sector del lujo suele soportar mejor que otros los vaivenes de la economía, ya que sus clientes continúan teniendo alto nivel adquisitivo, si bien los servicios contratados por la clase media para celebraciones se reduce.

Los Angeles
EFE
Ver comentarios