Enviar
¡Los Mágicos arriba!
Howard no se indigesta con los 41 puntos de LeBron James

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE

“Esto es historia; fue un partido más; importante pero el que interesa es el cuarto; nos preocupa el siguiente juego”, dijo LeBron James, astro de los Cavaliers, el equipo de Cleveland, aunque esta estrella sea fanática de los Yanquis de Nueva York.
"Nos volvió a faltar consistencia en los momentos decisivos y esta vez no tuvimos opción a reaccionar para darle la vuelta al marcador, aunque luchamos, como lo hacemos siempre", comentó James.
Y es que ayer,no hubo canasta "milagrosa" de LeBron y aunque aportó 41 puntos, los Magic de Orlando fueron superiores a los Cavaliers, a los que hincaron por 99-89 en el tercer partido de las finales de la Conferencia Este.
La victoria permitió a los Magic ponerse con la ventaja de 2-1 al mejor de siete y ambos equipos se enfrentarán de nuevo mañana martes, en el mismo escenario del Amway Arena, de Orlando.
Los Magic no tuvieron la efectividad encestadora de los dos primeros partidos, pero sí el pívot Dwight Howard, que aportó 24 puntos para liderar una lista de cinco jugadores que anotaron dobles dígitos.
El juego interior de Howard, el alero Rashard Lewis y el turco Hedo Turkoglu, junto con los tiros desde fuera del reserva francés Mickael Pietrus fueron una auténtica pesadilla para la defensa de los Cavaliers, que volvieron a demostrar que son equipo de un sólo jugador.
Si Howard, que anotó 5 de 8 tiros de campo y 14-19 desde la línea de personal, para capturar nueve rebotes, no tenía rival dentro de la pintura, el base Rafer Alston sorprendió con su mejor partido de la serie en ataque y logró 18 tantos, incluidos dos triples en cuatro intentos.
Mientras que Pietrus volvió a ser el sexto jugador del partido para los Magic y el factor sorpresa al conseguir 16 tantos (4 de 9 tiros de campo, 1-5 y 7-7), capturar seis rebotes, poner dos tapones y recuperar dos balones en 26 minutos que estuvo en el campo.
"Mickael está surgiendo con su mejor baloncesto y se ha convertido en el líder indiscutible de nuestro banquillo", declaró Stan Van Gundy, entrenador de los Magic. "Su presencia en el ataque nos permite tener siempre garantizada una excelente producción". Todo lo contrario de lo que sucede con los Cavaliers, que no le respondieron varios jugadores claves del cinco inicial y tampoco volvieron a tener producción de los reservas, al aportar estos ocho tantos por 20 de los Magic.
Lewis no brilló, pero sí hizo su trabajo al conseguir 15 puntos que ayudaron al triunfo de los Magic, que tuvieron que soportar desde el pasado viernes la pesadilla de la repetición constante de la canasta de triple con la que James les "robó" la victoria en el segundo partido.
"Estábamos saturados de ver todo el tiempo lo mismo y de seguir haciendo análisis sin sentido sobre lo que sucedió en el campo", comento Howard. "Fue un buen tiro, la suerte acompañó a LeBron y ganaron, pero ahora la historia es distinta y nosotros volvemos a tener la ventaja".
Ver comentarios