Londres en ebullición
Diego Costa pasó inadvertido en París por la buena marca de Thiago Silva. AFP/La República
Enviar

201603082040410.recuadro-27.gif
tamford Bridge espera un duelo por todo lo alto cuando Chelsea y París Saint Germain se topen hoy en busca de un tiquete a los cuartos de la Liga de Campeones.
Los ingleses son los más obligados, llegan necesitados de al menos un gol para empatar la serie tras perder 1-2 en tierra gala.
Para los franceses el pase está con lograr al menos la igualada. Un triunfo del Chelsea por 2-1 enviaría a tiempos extra y hasta definición de penales.
“Estoy seguro de que será muy grande, y muy difícil. Tenemos que sacar provecho de los espacios que dejará el Chelsea, porque tiene que salir a ganar. Tienen que marcar, y nosotros también, es muy importante para nosotros marcar un gol”, aseguró Lucas Moura, mediocampista del cuadro francés.
La serie no tiene un favorito, más que en las últimas ediciones se han topado. El Chelsea avanzó en 2014, el PSG se vengó en 2015 y ahora vuelven a repetir.
“No somos favoritos. Hemos recuperado confianza y tenemos calidad, deben estar completamente concentrados”, dijo Guus Hiddink, técnico de los “blues”.
En esas dos eliminatorias los goles marcados fuera de casa siempre terminaron haciendo diferencia. Por eso el tanto de Jon Obi Mike genera ilusión para los ingleses, más tomando en cuenta que los parisinos desperdiciaron varias opciones para llevarse un marcador mayor.
“En un encuentro de Champions League entre dos grandes equipos puede pasar cualquier cosa”, resumió Moura.
Y al final todo se simplifica en que un favorito se despedirá muy temprano de la competición.



Ver comentarios