Enviar

Lo que nos dejó el Invierno

Una vez terminada la fase de clasificación, los números arrojan en lo que mejor se distinguieron o no los clubes

201211270030260.a1.jpg
Pablo Gabas y Carlos Cancela figuran entre los principales goleadores de sus equipos Alajuelense y Saprissa, con cinco goles respectivamente. www.imagenesencostarica.com/La República

Alajuelense: El equipo del mejor cierre

Los rojinegros finalizaron la etapa de clasificación en el primer lugar. El equipo tuvo altos y bajos durante el torneo y su técnico Oscar Ramírez probó y probó con muchos jugadores, pero hasta el final pudo encarrilar a su planilla.
Luego de la derrota ante Saprissa todo parecía indicar que el liderato se les había ido a los rojinegros; no obstante, los de Ramírez no fallaron en el cierre y lo hicieron casi perfecto ganando cuatro de cinco partidos incluida la victoria a domicilio en Heredia 2-4.
Además, se juntaron factores como el buen retorno de Cristian Oviedo; el que por fin Armando Alonso encontrara la red rival y un poco de su juego del pasado; el mejoramiento de nivel en Pablo Gabas y, muy importante, ubicar a estos tres jugadores en sus puestos habituales.
También hay que tomar en cuenta el buen retorno de los laterales titulares, principalmente por la izquierda de Cristopher Meneses, y su aporte en el goleo con cuatro tantos en acciones con bola muerta.
Otro aspecto interesante de la Liga fue sus buenos resultados como visita, ya que solo sufrió dos derrotas en sus 11 salidas.

Saprissa: El más goleador
El equipo morado fue el que mayor cantidad de anotaciones logró con 41 y junto con la Liga el que menos recibió con 22. Lo que más afectó a los de Daniel Casas fue la irregularidad que se marca en situaciones como lo fue vencer en el clásico pero caer en su siguiente partido ante Belén y más adelante ceder un punto ante Santos que prácticamente los sentenció con respecto al liderato.
Pese a ser los más goleadores, los saprissistas, al igual que los liguistas y Heredianos no tuvieron un referente en sus líneas de ataque.
En el caso del Saprissa, su delantero Jorge Alejandro Castro apenas llegó en la última jornada a cinco goles, mismos que hicieron el defensor Douglas Sequeira y el mediocampista José Carlos Cancela, en su mayoría con acciones de bola muerta. No obstante, que el brasileño Ricardo Costa se haya asomado al final con tres anotaciones podría significar para Casas una carta que se le puede destapar en el momento más crucial.

201211270030260.a11.jpg
Pablo Salazar y Mayron George, los dos son piezas fundamentales en sus equipos. www.imagenesencostarica.com/La República


Herediano: El equipo emocional

Con una excelente planilla, pero llenos de problemas económicos, los florenses cumplieron y lograron una clasificación que para muchos parecía difícil pese a la zozobra en las arcas rojiamarillas y la incertidumbre sobre su futuro administrativo. La pérdida de Víctor “Mambo” Núñez por lesión no fue impedimento para que los florenses con 37 goles, ocupen la segunda casilla de los equipos más goleadores del torneo.
Al igual que los otros dos casos, a falta de un referente ofensivo, dos volantes, el colombiano Ismael Gómez, pese a haberse perdido varios partidos por los problemas que hubo con los extranjeros, y José Miguel Cubero ambos con cinco, son los principales goleadores florenses.
Hay que tomar en cuenta también que ante la salida intempestuosa a principio de temporada de Odir Jacques, que fue el técnico que los hizo campeones, Claudio Jara supo mantener con fuerza el timón rojiamarillo.
El equipo estuvo fuerte como local con siete triunfos y débil en la visita con solo tres; pero los florenses no han podido ligar tres victorias seguidas en esta temporada, síntoma de una irregularidad que pone en ascuas a su afición sobre lo que puede esperar tras cada partido.

201211270030260.a111.jpg
Randall Brenes no significó la salvación que los brumosos pretendían cuando lo trajeron bajo el lema de “un rojo por el Chiqui”.www.imagenesencostarica.com/La República

Limón: El invitado inesperado
Los del Atlántico son un equipo al que muchos daban como principal candidato al descenso al arranque del torneo, y que su primer triunfo no se diera hasta la fecha ocho ante el Santos parecía ratificarlo. Empero, los del Atlántico tuvieron luego un repunte sobre todo en sus partidos como locales que los fueron alejando primero de la zona peligrosa, y acercándolos después a la de clasificación.
Limón, entonces, con el subgoleador del torneo Henry Cooper (diez goles) y un equipo joven, alegre y un buen técnico como Luis Fallas aprovechó el río revuelto y pescó los puntos que necesitaba para estar en semifinales y soñar con el título y buenas taquillas que lo salven en lo financiero.

Los media tabla
Pérez Zeledón estuvo lejos del equipo que otras temporadas animó el torneo, al subcampeón Santos le llegó el aire hasta el final y no le alcanzó para una sorpresa de última hora, aunque tuvo el goleador del torneo, un intratable Cristian Lagos que rompió récords con sus 18 goles.
Belén ha sido muy regular como lo demuestran sus números de siete victorias, siete empates y ocho derrotas; Carmelita tuvo un buen momento y parecía enfilarse con seguridad hacia los puestos medios pero luego se estancó.
Uruguay que luego de haber estado en el sexto lugar tuvo un bache que llegó a ubicarlo en el sótano a cinco puntos de su rival más próximo, tuvo un gran repunte con la llegada de Carlos Watson y la incorporación de jugadores como Johan Condega y Pablo Herrera, terminando sexto en la tabla general y tercero como visitante.

 

San Carlos, Cartaginés y Puntarenas: En la zona roja

Lo importante en la zona del descenso es que ningún equipo quedó tan rezagado como para no poder remontar en el torneo de Verano.
Debido a la combinación de resultados en la última jornada, San Carlos fue último, 20 puntos, pero a solo uno y dos de Cartaginés y Puntarenas, respectivamente.
Los norteños tuvieron un mal inicio con Marvin Solano, la llegada de Johnny Chaves pareció salvar el naufragio, pero al final de cuentas los sancarleños siempre quedaron a la deriva y son los más goleados del torneo tras recibir 41 goles.
Cartaginés ha tenido un torneo para olvidar. La decisión del despido de Johnny Chaves no fue lo más acertado, porque termina el torneo con los relevos frustrados de Jacques y Rolando Villalobos y 12 partidos sin conocer la victoria. Ahora los brumosos deberán cambiar de guion, con Javier Delgado en el banquillo.
Por su parte, Puntarenas, un equipo que no ha hecho valer su casa y apenas escapó del sótano en la última jornada, deberá luchar por salvarse en el torneo de Verano.

Luis Rojas
[email protected]
 

Ver comentarios