Enviar
Jueves 6 Noviembre, 2014

El tema del monopolio en el manejo de contenedores que tendría APM es una verdad a medias


Lo que no escucho de la huelga

En estos días conversé con unos amigos con relación a la huelga que mantiene Sintrajap en Limón, al oponerse a la cláusula 9.1 del contrato de concesión entre APM Terminals, la Administración Concedente y el Consejo Nacional de Concesiones, indicándonos que se está dando un monopolio en el manejo de contenedores.
Creí que tenían razón e investigué el tema, por lo cual aclaro que esta es una verdad a medias, al menos la que se expone en algunos medios, por los siguientes motivos:

1. Como se sabe en Costa Rica hay problemas serios de capacidad instalada en la provincia de Limón que llevan a un 90% de utilización de la capacidad instalada actual, y a que en promedio anual se requieren 22 horas de espera para ser atracadas las embarcaciones a muelle. Esto significa costos muy altos de operación que se trasladan a los productos, ya que en la práctica a algunas embarcaciones les toma 33 horas y a otras mucho menos, pero el problema existe y es real.
2. La exclusividad se está brindando por parte de la Administración Concedente (que para los efectos es Japdeva) a que cuando se trata de embarcaciones que manejan solo contenedores, estos sean manejados por el concesionario.
3. Las embarcaciones que llegan a Costa Rica no transportan una cantidad importante de solo contenedores, sino que manejan carga mixta, entre contenedores y carga paletizada o a granel.
4. En nuestro país, entre los meses de octubre a marzo de cada año, se utiliza el Puerto Alemán (esto es el de Limón centro), prácticamente para uso exclusivo de barcos de pasajeros. Lo cual más bien debería aprovecharse y modificarse para hacer una verdadera marina, ya que en el Caribe entre Guatemala y Panamá no hay ninguna, lo cual podría brindar grandes beneficios integrales y de grandes encadenamientos a la población y a la provincia de Limón.
5. Los dineros que está comprometido a entregar el concesionario, totales del 7,5% a Japdeva, son muchas veces mas a los que ya destina Japdeva para desarrollo de la provincia. Se estima que solo el primer año implicarían dos veces más a los que ya se destinan a este propósito.
Básicamente por las razones anteriormente expuestas, me parece que hay mucho de qué hablar sobre el tema, y que en su defecto Sintrajap debería estar analizando especializar más el muelle de Moín que va a manejar en el trasiego de la carga y en explorar de manera muy exitosa también la creación de una verdadera marina para atraer mucha inversión a la provincia de Limón.
Lejos de crear conflictos, deberían aprovechar para exigir no solo las grúas que el Gobierno se está comprometiendo a brindarles, sino a que sea toda la provincia la que gane con las inversiones que se podrían llevar a cabo en la zona, para bien de sus funcionarios, creando verdaderas oportunidades laborales, que se requiere llevar a cabo en el Caribe, así como potencializar el manejo de la carga que podrían y de hecho podrán llevar a cabo.
Por el bien de Costa Rica es mi humilde apreciación al respecto.


Randall Castro Vargas

Economista