Enviar
Lo que no desean los empleadores
Este año le puede dar un rumbo nuevo a su vida laboral, no cometa errores que pueden afectar su reputación

Melissa González
[email protected]

Empezar 2010 con el pie derecho es un propósito que debería estar en sus resoluciones.
No solo debe vislumbrar la forma de avanzar en su carrera, sino cómo mantener a sus empleadores y en general a su equipo a gusto con su trabajo y actitud.
“Todo en la vida real y en los negocios cambia y avanza muy rápido, los tiempos de respuesta se reducen cada vez más y uno de los temas que más molestan en las organizaciones acerca de los trabajadores es no cambiar en un mundo en el que todo cambia”, comentó Eric Quesada, director regional para Centroamérica y República Dominicana de Manpower.
Uno de los aspectos valorados por los empleadores es la pasión que se pone en cada tarea, se recomienda entregar no solo lo que se espera, sino buscar siempre la milla extra, a criterio de Humberto Quirós, experto en recursos humanos.
Tener además principios y valores, claros y sólidos son algunos de los elementos que debe reforzar, y que le ayudarán a tener un año lleno de éxitos tanto en el ámbito laboral como personal.


Lo que debe evitar

1. El no trabajar en equipo y que con ello se impida crear planes de acción para dirigir al equipo hacia las acciones adecuadas.

2. El mal desempeño. Es decir, que a pesar de haberse revisado las actividades y funciones de cada empleado, aun así se den malentendidos en el desempeño de las labores.

3. Cuando los empleados no están abiertos al aprendizaje continuo de nuevas habilidades.

4. Utilizar las herramientas que la empresa ha puesto al servicio del empleado para realizar una buena labor, en beneficio propio y contraviniendo todas las reglas laborales.

5. Llegar continuamente tarde o ausentarse sin razones justificadas y hacerlo una costumbre, a pesar de que hoy en día existen diferentes tipos de trabajo que están enfocados al cumplimiento de objetivos.

6. Utilizar herramientas tecnológicas como los equipos de cómputo, servicios de mensajes en línea, correo electrónico, etc., para chatear con los amigos, enviar correos cadenas o mensajes que no tienen que ver con el trabajo durante las horas laborales.

7. Mentir, hacer creer al empleador que estaba realizando ciertas funciones cuando en realidad no se estaban haciendo. O indicarle al empleador que lo asignado estará listo para cierta fecha cuando se sabe de antemano que no será así.

8. El no adaptarse a las nuevas tecnologías, programas de cómputo, etcétera.

Fuente: Eric Quesada, director regional Centroamérica y República Dominicana de Manpower
Ver comentarios