Enviar

Lo que debe tener en cuenta de los seguros

Seguramente usted mantiene no sólo uno, sino varios de sus bienes, protegidos con una póliza de seguros. Más aún su propia vida y su retiro, pueden estar resguardados con estos instrumentos, lo que en definitiva le permite tener un cierto grado de tranquilidad.
No obstante, hay 3 creencias erróneas o al menos no siempre ciertas o bien explicadas, en torno a estos instrumentos.
Los seguros eliminan el riesgo: por definición, éstos son instrumentos financieros creados para mitigarlo, no necesariamente para eliminarlo. Por ejemplo, si Ud. adquiere un seguro de accidentes de vehículos, esto no lo va a salvar de alguien lo atropelle, pero en el evento de que le ocurra, puede reducir las consecuencias asociadas a este evento.
Lo anterior puede parecer demasiado básico; pero, en el mundo de las inversiones, muchas veces los seguros toman la categoría de entes mágicos, capaces de eliminar el riesgo de una operación por completo. Tal es el caso de los llamados “default swaps” que son instrumentos financieros que cubren los incumplimientos de pago del emisor de por ejemplo, un bono a su tenedor.
El instrumento antes mencionado reduce el riesgo de no recibir los intereses del bono, pero no elimina el riesgo del incumplimiento. Esto es un elemento que todo inversionista debe tener muy claro, ya que de esta forma se pueden tomar decisiones importantes, como la de cambiar la estrategia de inversión o liquidar la posición de los bonos sin caer en la trampa del “estoy asegurado”.
Todos los emisores de seguros son serios: simplemente porque el nombre del emisor suene bonito o rimbombante, no implica que esté capacitado para operar en este mercado o que tenga la solidez técnica y económica necesaria para operar en este mercado. Muchas instituciones financieras modernas como las llamadas “Boutiques de Inversión””, están ni autorizadas, ni registradas para operar como agentes de seguros en el país, lo que podría dejarlo completamente desprotegido ante una eventualidad.
Los seguros son contra todo riesgo: muchas veces los alcances y limitaciones de la cobertura son mucho más restrictivos de lo que esperamos o creemos, por ejemplo, hay seguros que le cubren una pérdida financiera luego que usted la ha cubierto, lo que podría afectar su flujo de caja de corto plazo. De igual forma, le protegen, sólo hasta cierto porcentaje o dentro de ciertas jurisdicciones.
Por ejemplo, hay coberturas cambiarias que sólo le cubren si Ud. compra las divisas en el mercado cambiario autorizado; pero no, si los compra directamente a un banco, aunque este esté autorizado.
Lo mejor es estar claro en las características del instrumento y busca asesoría, para no pasar tragos amargos ya que no siempre, todo lo que brilla es oro.

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta

Ver comentarios