Enviar
Lo mejor de la fibra
Si quiere aumentar su consumo para mejorar la salud, hágalo progresivamente, si no, obtendrá el efecto contrario
La fibra es un tipo de carbohidrato que se puede encontrar en las frutas, vegetales y granos.
Sus beneficios son muchos; entre ellos, sentir mayor saciedad; además favorece el buen peso corporal y la salud gastrointestinal.
También contribuye a solucionar diversos problemas como la hipertensión arterial o padecimientos cardiacos, reduce los niveles de azúcar en la sangre y de colesterol, lo que beneficia a quienes padecen del corazón o tienen diabetes y obesidad.
Hay dos tipos de fibra, la soluble e insoluble. La primera atrapa el agua durante la digestión y la vuelve de consistencia gelatinosa.
“Este gel lubrica el interior del intestino y aumenta su volumen y peso, así se estimula de manera natural el movimiento de las paredes”, comentó el doctor Jorge Pacheco, de la empresa farmacéutica Chemo Centroamericana S.A.
La segunda se encuentra en alimentos como el salvado de trigo, verduras y granos integrales, que parecen acelerar el paso de los alimentos a través del estómago y los intestinos.
El doctor considera que dos cosas se deben recordar cuando se le añade fibra a la dieta.
“Primero, comience despacio. Aunque añadir fibra a su dieta es bueno para su salud, hacerlo de forma muy rápida puede producir aire en el estómago, calambres y gases”, explicó.
También recomienda tomar líquidos, ya que considera que funciona mejor cuando se absorbe en agua.
Para mantener una dieta saludable, se recomienda el consumo de al menos 25 gramos de fibra diaria, a criterio de la nutricionista Kathryn von Saalfeld.
“Los productos enriquecidos con fibra complementan el aporte de fibra que puede ofrecer una dieta saludable que incluye todos los alimentos anteriormente mencionados”, agregó la nutricionista.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios