Enviar
Lo bueno es que se ganó
La Selección Nacional trabajó de más para poder vencer a Guatemala

La Selección Nacional al fin pudo disfrutar una victoria en el Estadio Nacional, al vencer con aprietos a Guatemala por 3 a 2, en la recta final de cara a la eliminatoria que inicia dentro de dos semanas.
El desempeño de la Nacional no fue malo, pero tampoco llenó la retina de las casi 8 mil personas que estuvieron en el reducto de la Sabana esperanzados en ver un mejor equipo.
Y es que ya a los cuatro minutos la tricolor estaba contra la pared, tras un terrible error de concentración y de marca, de esos que en una eliminatoria pasan una factura muy alta.
Guillermo “Pando” Ramírez ejecutó un tiro libre al corazón del área donde apareció en solitario Carlos “Pescadito” Ruiz, sí, el jugador más peligroso de Guatemala, para de cabeza mandar el balón al fondo de la red para el 1 a 0.
Costa Rica no perdió la idea con la que llegó, mientras que Guatemala, con una defensa reforzada, no sufría mucho, únicamente una clara opción que falló Randall Brenes solo ante el arquero Ricardo Jerez.
Pero el santo se alió a los ticos, ya que un autogol de Jonathan López, en escapada de Oscar Rojas, sirvió para emparejar el marcador al minuto 23.
Pronto, ya con una selección mucho más establecida y, ahora sí, controlando las acciones, con mucho fútbol por los costados llegó el segundo tanto, muy bueno por cierto, obra de Alvaro Sánchez, quien desde fuera del área soltó un obús que Jerez solo vio pasar.
La fortuna de Sánchez, quien celebraba con la Nacional, se vino abajo tras la expulsión de Michael Umaña, ya que fue el sacrificado y antes del final de la primera parte debió darle su campo a Bismark Acosta.
Apenas se calentaban las acciones en la complementaria cuando de nuevo Ruiz se encargó de silenciar a los ticos con el empate, al quedar solo ante Keylor Navas y tocar por encima para el 2 a 2.
Aunque Navas no tuvo nada que ver en los goles, sí se mostró falto de ritmo y ubicación en varias acciones del encuentro.
Guatemala pasó a dominar, aprovechó el hombre de más e hizo que las acciones se desarrollaran en el medio campo de la tricolor, que vivió sus peores minutos, con un desorden total en la zaga y una media cancha que se perdió por completo.
Pero, la suerte y los santos eran costarricenses, porque en un tiro de esquina ejecutado por Joel Campbell, quien anduvo laborioso y pecó de individualista, apareció Geancarlo González para con potente cabezazo decretar el 3 a 2 que al final fue definitivo.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios