Lo último en tiendas
Enviar
Lo último en tiendas

La nueva tendencia en diseño de comercios es crear espacios prácticos, divertidos e interactivos, en los que se conceptualice la marca

Gabriela Morúa
[email protected]

El Grupo Roble, junto a la empresa arquitectónica Gensler, realizó recientemente un taller enfocado en nuevas tendencias en diseño de tiendas, con el propósito de incentivar la innovación, debido a la próxima ampliación de la quinta y última etapa del centro comercial Multiplaza de Escazú.
“Nos preocupamos por tener un producto nuevo y diferenciado. Queremos que nuestros comerciantes evolucionen y que todos estos cambios se traduzcan en mejores ventas”, afirmó Salvador Bolaños, gerente general de Grupo Roble Costa Rica.
Y para mostrar lo último en diseño, se trajo al director de diseño de tiendas, marcas y productos Gensler, John Braker, encargado de exponer las creaciones o renovaciones que se pueden ejecutar en las tiendas, con ejemplos de proyectos que se desarrollaron en distintos países.
“Las tiendas tienen una vida promedio de siete años; después de esto, es necesario remodelar e innovar”, afirmó John Braker.
Pero antes de iniciar con el proceso de diseño, se debe conocer la marca que se trata de vender, para así poder contar una historia y dimensionarla a un ambiente por cual se sienta atraído el cliente.
En síntesis, lo que se busca es crear tiendas prácticas, divertidas e interactivas, en las que se conceptualice la marca.
Braker comenta que el futuro se presenta en
tamaños más reducidos, maximizando la experiencia del cliente, donde la interacción vendedor-consumidor sea gratificante y personalizada, sin olvidar el estilo único que debe presentar la tienda, organizado en torno a la eficiencia y compenetración.
Aspectos como muebles, divisiones, iluminación y color son algunos de los detalles más relevantes que hacen el lugar creativo.
Objetos movibles que dependiendo de su ubicación cambian su aspecto, con solo posicionarlos en otro lugar.
Además, un juego de luz crea ambientes ideales para hacerlo llamativo. Ejemplo es la pequeña tienda HBO en Nueva York, en la que ingresar, pese tener poco espacio, constituye una experiencia inolvidable, ya que se realizan cambios de luces fosforescentes —de rosado a azul— que llenan de vida la tienda.
Por otro lado, en relación con la interactividad, se crean estantes en los que se almacene el producto creativamente en la sección donde se ubica la exhibición, y de esta forma se evita que el vendedor pierda la conexión dirigiéndose hacia “atrás de la tienda” a buscar el producto.
Para 2015, la evolución de las tiendas girará en torno a la tecnología, presentando tarjetas inteligentes, holográficos y cupones de descuento vía telefónica al pasar por la tienda.

En Costa Rica, uno de los ejemplos más claros en innovación fue la renovación que se ejecutó a la tienda Saúl Méndez, donde la entrada simula ser una pasarela, con secciones divididas por los estilos de ropa, que invitan al cliente a entrar.




Ver comentarios