Logo La República

Domingo, 8 de diciembre de 2019



ACCIÓN


Lo rescatable y lo nefasto de la Selección Nacional en 2018

Walter Herrera [email protected] | Jueves 22 noviembre, 2018

Costa Rica realizó uno de sus peores Mundiales pero posteriormente encontró figuras jóvenes para comenzar un nuevo proceso. FIFA MUNDIAL/La República
Costa Rica realizó uno de sus peores Mundiales pero posteriormente encontró figuras jóvenes para comenzar un nuevo proceso. FIFA MUNDIAL/La República


El año 2018 llegó a su fin, al menos para la Selección Nacional de Costa Rica y a diferencia de lo que canta Tony Camargo, la Tricolor debería olvidar el “Año viejo”.

Disputó 14 partidos, donde ganó en cuatro ocasiones, empató una y perdió nueve veces para un rendimiento del 31%.

Es por eso que recopilamos algunos apuntes para entender qué le sucedió al combinado patrio este año.

Entre los aspectos negativos está la falta de regularidad de algunos de los principales jugadores.

Los defensores fueron de los más afectados.

Esteban Alvarado, Óscar Duarte, Cristian Gamboa y Giancarlo González no tuvieron suficientes minutos en cancha.

Muchos utilizaron a la Selección como su campamento y algunos carecieron de ritmo, lo cual se reflejó en los resultados.

Este fue uno de los factores que el anterior técnico, Óscar Ramírez, recalcó como motivo de la debacle tica en el informe final del Mundial Rusia 2018.

Ahí realizaron su segunda peor Copa del Mundo.

La Tricolor finalizó en el puesto 29, solo por encima de Panamá, Egipto y Australia y dejó mucho que desear.

Perdió ante Serbia 1-0 y luego Brasil lo derrotó 2-0 con lo que nos envió temprano a casa.

En el partido ante Suiza mostró su mejor versión pero aun así no pasó del empate.

Otro de los pecados de la Nacional fue en ofensiva, donde el peso no lo tuvieron los delanteros, sino un defensor.

El goleador este año fue Kendall Waston, quien salvó a la Sele con sus cabezazos en cuatro ocasiones.

Tampoco es positivo el panorama sin el “10” de la Sele en medio campo.

No pareciera haber un reemplazo para el insustituible Bryan Ruiz.

Elías Aguilar no ha mostrado las cualidades necesarias y otros, pese a tener la calidad individual, no cuentan con la tenencia de la pelota que tiene Ruiz.

Por otra parte, Celso Borges es intermitente en su juego y pese a realizar un buen trabajo principalmente en defensa, por momentos se esconde y no hilvana con sus compañeros.

Sin embargo, no todo fue negativo.

Posterior al Mundial y con Ronald González como técnico interino, los nombres de jugadores jóvenes en las convocatorias para los amistosos rejuvenecieron a una plana envejecida.

Costa Rica llegó a Rusia con la segunda planilla de mayor edad, por lo que el recambio fue notorio.

Además de darles la oportunidad, les metieron presión a los puestos y aumentó la competitividad.

Repasemos los sectores.

La portería tica es una de las mejor resguardadas, especialmente por el buen momento que pasa Esteban Alvarado, que aunque no juega con su equipo, ha sido pieza vital en los amistosos.

Las bandas son otras con nombres nuevos, especialmente Ian Smith que por el sector derecho presiona a Cristian Gamboa y Ronald Matarrita, Joseph Mora y Luis José Hernández hacen lo mismo con Bryan Oviedo.

Del medio campo en adelante es donde se ven más caras nuevas, especialmente considerando que a Costa Rica le costó hacer cinco pases seguidos en sus diferentes juegos.

Ahora llegaron a reforzar la zona hombres como Allan Cruz, Ulises Segura, Jaylon Hadden y José Miguel Cubero.

Y otros con grandes cualidades ofensivas y de mayor encaramiento como Randall Leal, Jimmy Marín, Dylan Flores y Barlon Sequeira.

En ofensiva, donde Costa Rica tuvo la pólvora apagada, tiene nuevas opciones de gol con Jonathan McDonald, goleador del campeonato nacional, y Mayron George rompiéndola en el exterior, quienes pelearán un cupo con Joel Campbell y Marco Ureña, quien solicitó no ser convocado posterior al Mundial.

Este perfil de jugador es el que solicitó Gustavo Matosas y que en el Mundial le complicó el partido a Suiza, cuando Campbell y Daniel Colindres encararon y con su velocidad generaron peligro en el marco rival.

Además, logró remontar un partido y ponerse arriba en el marcador pese a comenzar perdiendo, como lo fue el juego ante Perú, donde fueron los andinos quienes se pusieron a arriba primero en el marcador.

Bajo el mando de Óscar Ramírez, gol encajado de primero era sinónimo de derrota.

El recuento no es el más positivo pero a partir de enero iniciará la era Matosas que buscará firmar un mejor 2019.









© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.