Lo que urge es el reinicio de las obras
Enviar
Lo que urge es el reinicio de las obras


Pareciera que al fin se ve la luz al fondo del túnel con el visto bueno para el traspaso del Juan Santamaría a Houston Airport System Development (HASDC), a fin de que se haga cargo de concluir las obras necesarias y administrar el aeropuerto.
Es sin duda un momento en que se reanuda la esperanza de tener ese aeropuerto en condiciones aceptables, después de un tortuoso y larguísimo periodo de obras paralizadas.

No obstante, no debemos cantar victoria y despreocuparnos, a la buena noticia habrá que darle seguimiento porque el anuncio no ha significado aún el reinicio de los trabajos, que es lo que se necesita.
Los costarricenses no parecen animarse ya por anuncios, porque tienen razones de sobra para saber que lo único que cuenta es que las cosas verdaderamente se hagan. Hemos llegado al extremo de soñar con que algo suceda en un país donde el movimiento normal para tratar de mantener la infraestructura en condiciones dejó hace mucho de ser una realidad.
El anhelo de todos podría esta vez concretarse si, en efecto, nada retrasa ya el reinicio de las obras en el Juan Santamaría. Es decir, si fluyen sin contratiempos los pasos que aún restan por dar, como hacer los cambios del caso al contrato para su refrendo.
Por otra parte, HASDC tendrá que cancelar en el plazo establecido de 60 días las deudas a los bancos acreedores de Alterra, actual operador del aeropuerto quien suspendiera los trabajos en reiteradas ocasiones e incumpliera con los plazos de la construcción que tanto necesita el país.
Los costarricenses necesitan ver que, al fin, por alguna parte, el país comienza a caminar y la infraestructura es, como sabemos, una de las piedras que más duelen en el zapato e impiden el desarrollo.
El Santamaría listo y con las condiciones necesarias para atender con rapidez, comodidad y cordialidad a quienes pasan por él para llegar o salir de Costa Rica, sería una buena forma de emitir una señal de que empezamos a movernos a otro ritmo. El mensaje de competitividad que tanto necesitamos enviar al mundo.

Ver comentarios