Enviar
Lo que sigue es dialogar y trabajar


El referendo revocatorio llevado a cabo en Bolivia, el domingo anterior, arrojó ya un importante resultado en lo que lleva computado la Corte Nacional Electoral de ese país y que corresponde a más del 80% de las mesas electorales, según informó ese organismo el martes pasado.
En ese momento, el presidente Evo Morales y su vicepresidente Alvaro García tenían a favor de su continuidad más de 1.700.000 votos frente a los 890 mil sufragios contados en contra.
La información de la agencia EFE dice que Bolivia vive esta semana la “resaca” del referendo revocatorio con tranquilidad y esperando que acabe el cómputo de votos para ver si se concreta el llamamiento a la unidad y al diálogo que el Presidente hizo el pasado domingo.
La situación en ese país del sur debería mover a la reflexión. La realización del referendo dio como resultado, por lo que hasta el momento se puede ver, la confirmación del actual gobierno en el poder. Pero este mecanismo legitimador, que ratifica la decisión de la mayoría del pueblo boliviano con respecto al presidente Morales, no es en sí mismo la solución a los problemas de Bolivia.
Deberá producirse ahora un sereno e inteligente diálogo nacional entre todas las partes, gobierno y oposición, que dé origen a acciones transparentes dejando de lado cualquier otro interés que no sea el de lograr la mejor vía posible para un desarrollo en beneficio de todos los bolivianos.
En el referendo se ha invertido dinero, tiempo y energía y es loable que exista un mecanismo como ese para casos de extrema necesidad. No obstante, la tarea ahora consiste en que se logre abrir el diálogo en un clima despojado de egoísmos y resentimientos que a nada conducen tanto, por parte del gobierno como de sus opositores.
Lo que Bolivia necesita es el aporte de sus mejores mentes al servicio de la construcción de un mejor país que, al igual que el resto de la América Latina, debe encontrar un rumbo claro de trabajo, honestidad, transparencia y visión a mediano y largo plazo para transitar con éxito en la actual coyuntura del mundo.
Ver comentarios