Logo La República

Jueves, 19 de septiembre de 2019



NOTA DE TANO


Lo mejor de Limón es su gente… ¿Y el equipo?

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 17 abril, 2019

Limón cierra campaña de visita ante la UCR

“Lo mejor de Limón es su gente”: tremenda verdad, hecha realidad por tantos amigas y amigos, incluso colegas que, como Karen Asch y Rodolfo Martín, por citar solo a dos de muchos, corroboran tan simbólica frase.

Lamentablemente para los seguidores del equipo de Limón, sus integrantes escogen la fecha del campeonato en la que quieren ser los mejores, igual que sus coterráneos y ese día en el Juan Gobán derrotan al más pintado.

Se juegan unos partidazos contra Herediano, Saprissa y Alajuelense y los vencen y a la semana siguiente; los pimentosos futbolistas del Caribe apenas se mueven y empatan y pierden con equipos de la zona baja de la tabla.

Horacio Esquivel por varias temporadas fue el técnico del equipo, pero nunca se pudo explicar este detalle tan curioso de la nómina verde. Esta campaña, Marvin Solano conducía por la ruta correcta al equipo, pero de pronto se le descarriló, lo que obligó al estratega a renunciar a su puesto con una frase de mucho fondo: “Solo trabajo donde me siento feliz”.

¿Qué habrá hecho infeliz a don Marvin?

Quizá esa irregularidad del equipo, presente también en este Clausura, cuando observamos a un Limón hundido en la zona baja de la clasificación hará un par de semanas, es aplastado 5-1 por San Carlos, pero de pronto repunta, derrota a Carmelita, empata con Grecia y se da el lujo de hincar sin apelaciones y en un partido alegre y perfecto al entonces líder de la clasificación, Pérez Zeledón, al que le endosa un 3-1 inobjetable.

Curioso sin duda este equipo limonense, con nómina para derrotar al más encumbrado de la tabla y, días después, esa misma alineación se presenta como en la luna, sin ambición, sin ganas de triunfo y el más débil de la temporada lo vence.

Su camino en la campaña lo delata, porque igual gana (7), empata (5) o pierde (9), lo que lo dejó estacionado en la zona baja de la clasificación, incluso haciéndole “ojitos” al descenso.

Excluido del viaje a la segunda división, que ahora es cosa de dos, Limón cierra la temporada como visitante ante la Universidad, todavía candidato al descenso y habrá que esperar para observar el comportamiento de los caribeños en este crucial partido para la Academia.

¿Llegarán con todo, como se presentaron ante PZ, para cooperar con la causa de Carmelita, equipo al que le urge la derrota de la UCR, o se presentará Limón de nuevo como jugando en la luna?

Complicado el vaticinio.

[email protected]






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.