Lluvias evaporan temor de apagones
Enviar
Lago de Arenal y presa de Cachí tienen agua por encima del promedio anual
Lluvias evaporan temor de apagones
• Meteorológico pronostica lluvias durante la estación seca en regiones aledañas a represas
• Cae compra de combustibles por parte del ICE para producir energía térmica

Danny Canales
[email protected]

Los temores de escasez eléctrica durante el próximo verano que se tenía hasta hace unas pocas semanas se han ido evaporando.
Las fuertes precipitaciones en las últimas semanas, la proyección de que lloverá en las montañas durante la época seca y caída de la demanda eléctrica durante este año, se confabularían para garantizar el suministro energético en la estación seca, que se inicia este fin de semana.

Esa situación le produciría además un alivio económico al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) al reducir la necesidad de comprar diésel para producir energía.
La entrada tardía de la estación seca, como consecuencia del fenómeno El Niño, generó la tensión de que los niveles de las represas que se emplean para producir electricidad no dieran abasto en el verano.
No obstante, los embalses del Arenal y Cachí han venido recuperando su caudal al grado de que actualmente superan por un leve margen su nivel promedio anual.
En el caso de la laguna del Arenal, la única que guarda agua del invierno para producir energía en el verano, muestra medio metro más de agua de su nivel promedio, reportó el ICE.
Durante el fin de semana ese proyecto superó los 541,4 metros sobre el nivel del mar casi cuatro metros más que en abril de 2007, cuando la crisis eléctrica desencadenó apagones a nivel nacional.
Igual sucede con Cachí, donde el viernes superó levemente su elevación promedio, a pesar de que en setiembre había sido vaciada para limpiarle el sedimento, para garantizar un mayor almacenamiento de agua.
Por su parte, las proyecciones meteorológicas son igual de alentadoras, pues es muy probable que llueva durante diciembre, enero y febrero en las zonas de influencia de los dos embalses.
“Se espera que siga lloviendo en el sistema montañoso, lo que permitirá que las cuencas de la Zona Norte y el Caribe mantengan su caudal”, explicó Juan Diego Naranjo, del Instituto Meteorológico Nacional.
No hay que crear alarma porque en esas zonas habrá una situación normal de precipitaciones, dijo el especialista.
El tercer elemento que genera calma es el hecho de que el consumo eléctrico ha venido a menos este año producto de las secuelas de la crisis económica global.
Durante el primer semestre de este año, el ICE estimó que la demanda de energía andaba por el orden del 7,5% por debajo de lo estimado.
Aparte de garantizar el suministro eléctrico, todos esos elementos le permitirían al instituto eléctrico una reducción de sus gastos en la compra de diésel para producir energía.
Ya el mes pasado se empezó a ver esa tendencia, dado que el ICE compró un 37% menos de diésel para producción térmica, en comparación con octubre de 2008.
Esta mejoría alivia al sector productivo, el cual sin embargo reprendió a las entida
des eléctricas para que aceleren la construcción de las obras que saquen al país del rezago energético.
La consigna de los industriales es fortalecer la producción hidráulica pues es más barata que la térmica, menos contaminante y existe suficiente materia prima, comentó Juan María González, presidente de la Cámara de Industrias.
Por su parte, otras empresas han tomado previsiones por si acaso. Tal es el caso de
Holcim, que creó planes de mitigación orientados a la optimización y conservación del recurso energético y la programación del proceso productivo, detalló Jonathan Zúñiga, gerente de Energía de la firma.
Para superar el rezago el ICE construye dos plantas que suman 334 megavatios.

Ver comentarios