Enviar
Huracanes y tormentas llevan luto a miles de familias
Lluvias se ensañan contra Haití

Ike se desplazaba cerca de la costa sur del centro de Cuba

Puerto Príncipe
EFE

Haití volvió ayer a vivir una jornada de luto con la aparición de más cadáveres de personas fallecidas a causa de las inundaciones provocadas por los fenómenos naturales, que en las últimas dos semanas se han cobrado la vida de unos 315 seres humanos y han dejado entre 750 mil y un millón de damnificados en el país.
El huracán Ike, el último en azotar la nación, dejó al menos sesenta y cuatro muertos en el deprimido país, que aún no se ha repuesto de los efectos del ciclón Gustav y de la tormenta tropical Hanna que azotaron su territorio en menos de quince días.
Del total de muertos dejados por Ike, 60 fallecieron en Cabaret, situada a 24 kilómetros al norte de Puerto Príncipe, según explicó a Efe el diputado Valciné Pierre-Jerome, que representa a dicho distrito.
El legislador dijo que entre las víctimas mortales dejadas por el huracán en Cabaret figuran catorce niños de menos de diez años, así como varias mujeres embarazadas.
El huracán Ike también dejó tres muertos en el norte y uno en el oeste, según informaciones recabadas por Efe.
Pierre-Jerome advirtió que el número de víctimas puede aumentar, a la vez que pidió al ministerio de Salud Pública adoptar medidas "especiales" para hacer frente a la situación que vive Cabaret, cuyas necesidades más urgentes son comida, agua y ropa.
En varias calles de Cabaret, que ayer trata de recuperarse del fenómeno, se escuchan desesperados gritos de personas que perdieron
algún pariente a causa del huracán, dijeron testigos a Efe.
La Cámara de Diputados estudia declarar el país en estado de emergencia durante quince días, lo que permitiría al Ejecutivo local otorgar recursos a las zonas afectados sin estar consignados en el presupuesto nacional.
El diputado Nelson Pierre-Louis dijo que la iniciativa fue discutida con el presidente del país, Rene Preval.
En tanto, la cooperación internacional se esfuerza por asistir a los miles de afectados de la intensa actividad ciclónica de las últimas semanas en Haití, donde muchas de las localidades continúan anegadas, lo que dificulta la entrega de algún tipo de ayuda.
Un barco del Comando Sur de Estados Unidos con diferentes equipos se encuentra en las costas haitianas para colaborar con las autoridades en la asistencia que brindan a las víctimas.
Tres congresistas cubano-americanos solicitaron al presidente estadounidense George W. Bush, otorgar un Estatus de Protección Temporal (TPS) a los haitianos que se encuentran en los Estados Unidos por la estela de destrucción y muerte que han dejado varios huracanes en la nación caribeña.
El TPS permitiría a los haitianos indocumentados obtener permisos de trabajo y permanecer en Estados Unidos de manera temporal, informaron hoy en un comunicado Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln y Mario Díaz-Balart.
Unicef cifró ayer en 300 mil el número de niños afectados por las inundaciones.
Mientras tanto el huracán Ike se desplazaba ayer al cierre d esta edición muy cerca de la costa sur de la zona central de Cuba con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.
Ike se mantenía como un huracán de categoría uno en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco, indicó el CNH.
Sin embargo, es po
sible un ligero incremento en su intensidad si el ojo permanece sobre el agua que es la fuente de energía de los huracanes.
El ciclón Ike embistió el domingo la costa noreste de Cuba como un poderoso huracán de categoría tres con vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora, según datos del CNH.
Los meteorólogos pronosticaron que Ike puede alcanzar de nuevo esa categoría, una de las máximas de la escala Saffir-Simpson, cuando emprenda ruta hacia el Golfo de México.
La proyección a cinco días indicó que el huracán tocaría tierra el próximo sábado en la costa de Texas.
Ike se desplaza hacia el oeste noroeste a 19 kilómetros por hora y en esta trayectoria se movía a lo largo del sur de la costa sureste de la zona central de Cuba durante la ayer en la noche.
El ojo estará sobre el oeste de Cuba el hoy y en la noche emergerá en el sureste del Golfo de México, según el CNH.
Los cayos del sur de Florida están ahora bajo aviso de tormenta (paso del sistema en 24 horas) desde Ocean Reef hasta Dry Tortugas y tanto a los turistas como a los residentes se les ordenó el desalojo obligatorio.
Ver comentarios