Lluvias destruyen carretera a San Ramón
Enviar
Conductores deben ir con precaución ante aparición de grandes huecos
Lluvias destruyen carretera a San Ramón

• Recta por la Dos Pinos y paso entre Grecia y Palmares son los más dañados
• Gobierno dio en concesión la reconstrucción de la vía, pero tiene dos años y medio de atraso

Danny Canales
[email protected]

Los aguaceros de las últimas semanas dañaron seriamente la carretera que va desde la capital hacia San Ramón.
Los conductores deben transitar esa ruta con mucha precaución, de lo contrario pueden exponerse a un percance.

El problema aumenta cuando llueve, ya que el agua hace imperceptibles los hoyos. También hay dificultad para visualizarlos de noche.
Vecinos consultados afirmaron que en los últimos días ha sido muy frecuente ver a conductores cambiando llantas ponchadas por culpa del mal estado de la calzada.
La carretera entre San José y San Ramón es la más importante del país, pues conduce hacia los principales puertos, aeropuertos y sitios turísticos.
La recta que está después del aeropuerto Juan Santamaría y que lleva hacia el cruce de Manolos es la que presenta mayor daño.
En muchos de los casos, lo
que sucedió fue que las lluvias lavaron el asfalto que colocaron durante el bacheo, por lo que los huecos volvieron a quedar descubiertos.
Otro problema que observó un equipo de LA REPUBLICA que hizo un recorrido el viernes fue que las lluvias falsearon los cerros que están al lado de la vía y provocaron derrumbes al menos en cinco tramos.
La entrada a Palmares es otro paso en el que se debe poner mucha atención cuando vaya al volante, ya que presenta al menos seis huecos de gran tamaño.
Es frecuente además encontrarse agua empozada en el centro de la calzada, que
se ha ido encargando de agrietar el asfalto.
El problema que se presenta en la ruta hacia San Ramón es que necesita una rehabilitación, debido al paso del tiempo y a la alta demanda de vehículos que en algunos tramos se calcula en más de 80 mil vehículos diarios.
Precisamente para reconstruir y ampliar ese paso, el Poder Ejecutivo dio la obra en concesión, sin embargo el inicio de los trabajos se ha demorado dos años y medio.
El atraso en las expropiaciones, en un principio, el reclamo de la empresa para que se le actualice el costo del proyecto por el aumento de los materiales y por último la negociación del nuevo modelo financiero han impedido el despegue de los trabajos.
La promesa del gobierno es dejar los problemas que enfrenta el contrato resueltos este año para iniciar las obras en los primeros días de 2009, según Guillermo Matamoros, viceministro de Concesiones.
Mientras el problema se resuelve el gobierno ha venido invirtiendo en trabajos de bacheo para tapar los huecos, pero esa es una solución de muy corto plazo pues las bases de la estructura requieren trabajos mayores.



Ver comentarios