Enviar

Un tren eléctrico tipo tranvía, semejante a los modernos que circulan en los países avanzados, podría llegar para aliviar en algo el caos vial

Llegará un nuevo tren eléctrico

Es tal el agobio que siente la población costarricense en general por el caos vial, por el deficiente servicio de autobuses y por la situación de inseguridad que reina en las calles, que da muestras de apoyo y se aferra con bastante rapidez a cualquier asomo de alivio a esta realidad.
Esto quedó demostrado con la buena aceptación del tren de pasajeros que se rehabilitó en 2005, para cubrir la ruta Pavas San José y la iniciada en 2009 para la ruta Heredia San Pedro.
Ahora la nueva perspectiva es la de contar con un tren eléctrico moderno que podría abrir una nueva ruta entre Alajuela y Cartago. Hasta los turistas podrían beneficiarse porque se buscaría que tenga su estación a pocos metros del aeropuerto Juan Santamaría.
En este caso sería un tren eléctrico tipo tranvía, semejante a los modernos que circulan en los países avanzados en esta materia. Técnicos de las dos principales empresas ferroviarias de España se encuentran ya en el país para asesorar y empezarán a diseñar el plan.
Ellos definirán si se cuenta con los usuarios suficientes y con las condiciones técnicas para poner en marcha el proyecto. Lo que también se deberá decidir es cuál de las dos opciones existentes es la más conveniente. Una de ellas propone dar a la empresa privada la operación del tren entre San José y Heredia mediante concesión y con una inversión de $350 millones. La otra consiste en un sistema que abarque las cuatro provincias centrales, operado por el Estado y con una inversión que ronda los $250 millones.
Más allá de aliviar a los usuarios y al ambiente, con trenes eléctricos y sin ruido, en un aspecto que se ha tornado de suma urgencia solucionar en el país, ahora pareciera que se trata de que se conviertan en realidad los planes en un tiempo adecuado, sin las tradicionales demoras que caracterizan la ejecución de estos proyectos en Costa Rica, además, que todo se desarrolle con gran transparencia y previsión para evitar que surjan problemas sobre la marcha que debieron preverse antes de firmar contratos y dar inicio a las obras.
Ver comentarios