Enviar
Listo para mover sus fichas
Sergio Egloff, capitán de la Selección Nacional de golf, buscará que su equipo retenga el título en casa



Los jugadores son los que tienen la última palabra en el campo de juego, pero mucho pasará también por lo que disponga el capitán y sus tácticas de juego. Esa tarea le corresponderá a Sergio Egloff, encargado de comandar el barco nacional a buen puerto, como lo es retener el título en el Campeonato Centroamericano de golf y esta vez en casa.
El torneo regional se encuentra a la vuelta de la esquina, arrancará el próximo miércoles y la Selección Nacional de caballeros ya está lista para defender el trofeo de campeón que obtuvo hace un año, en Nicaragua, solo que en está ocasión lo hará sobre el césped del Cariari Country Club.
Egloff, quien debutó en 2003 como capitán del equipo, tiene nueve años consecutivos de estar al frente, consiguiendo seis títulos ningún capitán ha ganado tantos torneos y confía en el trabajo de su equipo y en la preparación que han tenido como armas para derrotar a los otras selecciones del área (Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras y Panamá).
“Nosotros le damos un enfoque de equipo y lo primero es ganar por el país, lo segundo es lo individual. Estamos muy bien preparados, hay que tener carácter y desempeño en los cuatro días de juego”, dijo Egloff.
Para este año, como ha sido costumbre en el conjunto nacional, existe una mezcla de experiencia y juventud, entre la nómina integrada por Alvaro Ortiz, José Méndez, Paulo Montoya, Manuel Jiménez, David Mears, Arnoldo Aguilar, Andrés Pérez y José Ignacio Cordero.
Ser locales se convierte en un aliciente para los ticos, que esperan que el hecho de conocer el Cariari les favorezca.
“El campo está extraordinario, lo hemos venido preparando, desde octubre se ha venido trabajando en él. Hemos dado sugerencias de cómo queremos que estén los fairways y la velocidad de los greenes, entre otros”, mencionó Egloff.
Seis de los últimos siete Centroamericanos han sido ganados por los costarricenses, que ahora se alistan para un cambio en la modalidad la competencia en su categoría será única y exclusivamente bajo el formato de juego por golpes (Medal Play), sin puntos, lo que hará que las diferencias de los resultados se acorten.
“Con el cambio de formato hay un poquito menos de táctica por parte del capitán”, comentó Egloff, quien además añadió que “acerca a los equipos que tiene, tres o cuatro buenos jugadores. Costa Rica siempre se ha caracterizado por tener un equipo muy parejo”.
El torneo consistirá en cuatro rondas de 18 hoyos, en las que saldrán al campo siete golfistas mientras que uno quedará en banca, lo que será a decisión meramente del capitán.

Dinia Vargas
[email protected]


Ver comentarios