Enviar
Los cuatro secuestrados puestos en libertad ayer fueron los últimos miembros de la fuerza pública capturados por dicha organización
Lista de "canjeables" de las FARC se achica*

• Se espera que entre hoy y el miércoles dicha agrupación entregue a dos rehenes más.
• Gobierno colombiano insta a liberar sin condiciones de por medio

Bogotá
(EFE)

El número de secuestrados que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) considerados "canjeables" por guerrilleros presos se redujo a 24 tras la entrega de tres policías y un militar.
Los policías Walter José Lozano Guarnizo, Juan Fernando Galicia Uribe y Alexis Torres Zapata, y el soldado del Ejército William Giovanni Domínguez Castro fueron entregados a una misión integrada por la senadora opositora Piedad Córdoba, delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) e intelectuales colombianos, que contó con el apoyo logístico de Brasil.
Las FARC anunciaron en diciembre pasado que iban a liberar unilateralmente a cuatro uniformados y dos civiles.
La lista de "canjeables", como se ha denominado a los rehenes que las FARC aspiran a intercambiar por unos 500 de sus rebeldes presos.
Si se cumple lo anunciado, de aquí al miércoles otros dos nombres habrán salido de la lista, que quedará con 22 integrantes. El ex gobernador Alan Jara será liberado hoy y el ex diputado regional Sigifredo López, este miércoles.
El Gobierno colombiano pidió a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que liberen a todos los secuestrados sin condiciones, tras mostrar su satisfacción por la puesta en libertad de cuatro rehenes.
"Las FARC deben liberar a todos los secuestrados, eso le pide el país, eso le pide el mundo entero. Creo que por ahora lo importante es que nos concentremos en este hecho puntual", manifestó a los periodistas el Comisionado de Paz y representante del Gobierno, Luis Carlos Restrepo, en Villavicencio.
En esta ciudad colombiana, a unos 120 kilómetros al este de Bogotá, llegaron el militar y los tres policías que desde ayer recobraron la libertad en las selvas del sur del país y fueron entregados a una misión de paz.
Villavicencio, donde se han concentrado numerosos familiares de secuestrados y liberados y de activistas de Colombianos por la Paz, se convirtió en centro de atención de la prensa internacional.
Restrepo explicó que el operativo se lleva a cabo de acuerdo a lo previsto, pese a las inclemencias del tiempo, y que el Gobierno "sigue brindando todas las garantías".
También señaló que ésta ha sido una "liberación unilateral de la guerrilla" y que por ello no conoce "el criterio de por qué liberan a unos y no a otros".
El ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio, también mostró su satisfacción por las liberaciones y coincidió con Restrepo en que las FARC deben liberar a todos, contando con que, según el Gobierno, esta guerrilla tiene en su poder a unos 700 rehenes, de ellos 24 canjeables por insurgentes presos.
"Celebramos la libertad de estos colombianos", dijo a RCN Televisión Valencia Cossio, quien agregó que el Gobierno seguirá trabajando en asegurar más puestas en libertad para acabar con "las condiciones horribles que plantea el secuestro".
Por último, el ex presidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) señaló que las FARC "todavía están a tiempo de entregar a otras personas junto con Jara", en alusión al ex gobernador del Meta, Alan Jara, cuya liberación se espera para este lunes.
Samper consideró "un hecho positivo" que las liberaciones se hayan producido después de las muertes de Tirofijo y Raúl Reyes, números uno y dos de las FARC, en 2008, ya que, a su juicio, muchos pensaban que se iban a "cerrar las puertas" a este tipo de operaciones.
Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda o Tifofijo, falleció en marzo del año pasado, poco después de que Raúl Reyes fuera abatido en una operación militar en territorio ecuatoriano, lo que descalabró a la cúpula de las FARC.
Samper también se felicitó porque las liberaciones de hoy hayan sido una operación "netamente colombiana".
Por su parte, diversas organizaciones humanitarias valoran la entrega como un "mensaje de esperanza" a las familias y a otros cautivos y una "mano tendida" al Gobierno colombiano, consideró en Francia la Federación Internacional de Comités Libertad (FICIB), antiguos comités Ingrid Betancourt.
Ver comentarios