Enviar
• Inversores externos pujarían contra nacionales en la compra
Liquidez de eurobonos seduciría a ticos
• Emisión externa de Costa Rica está paralizada en la Asamblea Legislativa

Aunque el gobierno espera pagar bajas tasas de interés con su emisión de eurobonos (comparado a lo pagado localmente) la posibilidad de liquidez que tienen estos títulos que se piensan emitir en dólares en los mercados internacionales estimula a los inversionistas locales para comprarlos.
En la Asamblea Legislativa está paralizada la discusión de la emisión de eurobonos por $4 mil millones en cuatro años. Pero la idea del Ministerio de Hacienda es, antes de finalizado 2012, hacer una emisión por entre $500 millones y $1 mil millones.
Para los inversores se pagaría “un spread razonable de 2,50 y 3,50 puntos porcentuales sobre lo que están pagando los bonos de tesoro a ese momento”, explica Juan Carlos Pacheco, viceministro de inversión. Es decir podría pagarse entre un 4% y un 5% por un plazo a diez años, el mínimo definido, lo cual es más bajo que lo pagado por bonos locales en dólares al mismo plazo.
Además, las reglas para la emisión es que no pagará más de 7,5 puntos porcentuales sobre lo que paguen los bonos del tesoro a ese mismo plazo.
Pero aun así “el apetito de los locales es inmenso, sobre todo por la liquidez. Con un bono de deuda interna en dólares solo puedo venderlo acá y en montos pequeños, porque si es una cantidad grande, me traigo el precio al suelo. Pero si es deuda externa, puedo llamar a Panamá o Miami y vender por teléfono montos desde $500 mil hasta $2 millones sin que pase nada”, explica Adriana Rodríguez, analista de grupo Aldesa.
Además, las inversiones en eurobonos no pagan aún impuesto sobre la renta, mientras las inversiones locales pagan el 8% de los intereses ganados.
La última emisión de eurobonos ticos fue en 2004, lo que complica que los extranjeros conozcan el país. Por ello Hacienda hará un trabajo de mercadeo fuerte para que sean ellos los que pujen con más fuerza por esos títulos, ya que consideran más sano para las finanzas públicas tener recursos externos que inversión local.
“Habrá que visitar las plazas más importantes del mundo occidental, como Nueva York y Londres”, explica Pacheco. La idea es que la mayoría de los inversores sean extranjeros para obtener recursos frescos.
Los bonos podrían ser atractivos en las plazas internaciones si se toma en cuenta que los europeos están tratando de diversificar sus inversiones y hay mucha liquidez en los mercados externos.
Aun así los ticos lucharán por anotar en sus cuentas algunos de esos valores como ha sucedido en el pasado, donde Costa Rica destaca porque 95% de su financiamiento es en el mercado doméstico.



Carolina Acuña
[email protected]

Ver comentarios