Logo La República

Domingo, 14 de abril de 2024



NACIONALES


Limón Ciudad Puerto quedará de herencia

Danny Canales dannycanales.asesor@larepublica.net | Viernes 28 diciembre, 2012


Un sistema de iluminación es la única obra terminada del programa Limón Ciudad Puerto, en los tres años y medio que tiene ese plan. Marco Monge / La República


Gobierno reconoce que no podrá completarlo

Limón Ciudad Puerto quedará de herencia

Programa registra un 18,3% de avance

Concluir las obras prometidas dentro del programa Limón Ciudad Puerto quedará de herencia para el próximo gobierno.
La administración Chinchilla Miranda reconoció que no tendrá la capacidad para terminar todas las obras ofrecidas a los limonenses antes de que venza su periodo.

Es decir que tres gobiernos no serán suficientes para terminar un proyecto que involucra una inversión de apenas $80 millones.
Esas son algunas de las conclusiones que se sacan de la rendición de cuentas que hicieron a los caribeños los encargados de Limón Ciudad Puerto, la semana pasada.
Lo que más sobresalió en la actividad es que a pesar de que el proyecto tiene tres años y medio de haber iniciado, muchas de las obras aún carecen de diseño y los estudios básicos.
Eso se da por el desorden en que se había venido manejando el programa y el complejo modelo que se escogió para llevarlo a cabo, según las autoridades a cargo.
Los afectados con el atraso son los habitantes de Limón ya que deberán seguir esperando a que se les resuelvan los problemas que les causan mayores dolores de cabeza.
El avance de apenas el 18,3% en obras es lo que lleva a los encargados del plan a reconocer la dificultad para tener todo listo antes de mayo de 2014.
Incluso es un hecho que se necesitará pedir una prórroga al Banco Mundial ya que no se podrá invertir todo el dinero en el plazo que otorgó.
De los trabajos pendientes los más atrasados son los que ofrecen soluciones a los mayores problemas que sufren los pobladores del Caribe nacional.
Destacan entre ellas las obras de contención de inundaciones en las comunidades del sur de Limón como consecuencia de la crecida del río Limoncito.
A ese proyecto, de unos $21 millones de inversión, le faltan desde los estudios técnicos y ambientales hasta los diseños; también será necesario movilizar algunos pobladores.
Otro proyecto que la presidenta Laura Chinchilla no tendrá tiempo de inaugurar sería la instalación de un sistema de alcantarillado sanitario.
Al cumplirse tres años y medio de inicio del programa, esa obra no cuenta aún con el diseño; trabajo que quedará para el año entrante.
Entre los temas que quedarían pendientes se suma la transformación de los viejos patios del ferrocarril en un centro de la cultura para los limonenses.
El problema en este caso es que no se ha resuelto ni siquiera a dónde se trasladarán las viejas máquinas que están en el lugar.
En la rendición de cuentas ni la directora del proyecto, Victoria León, se animó a dar una fecha límite para terminar los trabajos pues reconoció que falta mucho camino por delante.
Quien sí se atrevió a dar su proyección fue Alfio Piva, el primer vicepresidente, quien comunicó que espera que las obras mayores estén terminadas para diciembre de 2014.
Es decir que de todas maneras será el próximo gobernante al que le corresponderá cortar la cinta al inaugurar las obras.
Además será necesario negociar con el Banco Mundial para que conceda más tiempo para invertir el crédito que dio para mejorar las condiciones de los limonenses, pues el plazo vence en junio de 2014.
De las obras prometidas, hasta ahora solo se han terminado dos: la sustitución del alumbrado y la rehabilitación de seis de los 15 campos deportivos.
La restauración del viejo edificio del correo es otro de los trabajos que van encaminados, con la promesa de inaugurarlo en febrero.

Danny Canales
dcanales@larepublica.net







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.