Enviar
Limonenses desilusionados por abandono
Limón Ciudad Muerto

Obras para beneficiar al pueblo no llegan

El programa “Limón Ciudad Puerto” no da signos de vida.
El tren urbano de pasajeros, el anfiteatro, el museo, los bulevares y los edificios renovados que se les prometieron a los limonenses desde hace una década no se han cumplido.
/UserFiles/Image/20022012/.jpgEn esta ocasión, el problema no es por falta de recursos ya que se dispone de $80 millones de un crédito otorgado por el Banco Mundial y un aporte adicional del Estado.
Más bien el lento avance radica, en parte, en el hecho de que participa mucha gente en la toma de decisiones.
Por otro lado, hay una puerta giratoria de funcionarios que han abandonado el proyecto, sobre todo en los puestos altos.
En lo que al exceso de tomadores de decisiones se refiere, decenas de personas de las 15 instituciones que participan en el plan deben ponerse de acuerdo para realizar los trabajos incluidos en Limón Ciudad Puerto.
A ello hay que sumar que para realizar cada obra es necesario solicitar decenas de permisos y autorizaciones, así como elaborar los diseños, planos, estudios de impacto ambiental, financieros y técnicos.
Afecta también los constantes cambios en los puestos del mando.
En tres años, el plan ha tenido tres directores. Manuel Dengo renunció para asumir la embajada en Suiza. Roberto Sawyer fue destituido por el lento avance de las obras. Victoria León, quien está al frente, tiene tan solo ocho meses en el puesto.
El resultado de esta coyuntura de problemas ha sido que hasta ahora no se ha podido completar ni la obra más pequeña, pues de las 15 canchas deportivas por reparar solo se han podido terminar seis.
De los $80 millones que se disponen para mejorar las condiciones de Limón, apenas se ha ejecutado un 0,33%, según el Ministerio de Hacienda.
Destaca en la agenda de obras pendientes la construcción de un alcantarillado sanitario que elimine la contaminación del agua que deseche la población, mientras actualmente la tiran directamente en el mar.
No se ha podido dar inicio a los trabajos de drenaje de ríos en el sur de la provincia, con los que se pretende prevenir de inundaciones a la comunidad de Limoncito.
Tampoco se ha puesto una sola piedra del plan que busca convertir las abandonadas instalaciones del ferrocarril en anfiteatro, museos, centro de artesanías y estación del tren urbano, en el centro de Limón.
Para que los trabajos salgan avante los limonenses consideran necesario que la presidenta Laura Chinchilla intervenga.
Ella debería asumir la coordinación del proyecto y exigir a la gente involucrada cumplir con su parte.
Mientras tanto, a la pregunta de cuándo se iniciará la construcción de los proyectos grandes, los limonenses no tienen respuesta; se le consultó a León y dijo que va conforme al cronograma.
Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios