Enviar
Limón agrió otra noche


Un gol, no, más bien un golazo de Kendrick Pinnock y un penal detenido por Erick Sánchez al 94 fueron claves para que Limón se llevara un empate a un gol del Estadio Eladio Rosabal Cordero.
El líder y mejor equipo del torneo, Herediano, tenía todo para vencer al último de la clasificación y peor de la temporada, pero al igual que lo hizo ante Alajuelense, Limón dio la sorpresa.
Los porteños llegaron a jugar, a intentar salir de ese frío puesto, pero al frente Herediano quería un triunfo que no solo lo consolidara en el primer puesto, sino que sellara de una vez por todas el liderato.
Fue por eso que desde el inicio se fueron sobre el marco defendido por Erick Sánchez, desaprovechando la más clara opción en piernas de José Cancela y luego le anularon un gol a José Luis Cordero.
Pero llegó el premio a la insistencia y, en un centro desde la derecha de Cordero, apareció en solitario el defensor Pablo Salazar, y al minuto 21 puso el 1 a 0 en favor de los rojiamarillos.
Eso motivó a Limón, que se liberó de amarras, adelantó las líneas y tuvo un premio inmenso, por la calidad de gol que hizo Pinnock, quien tomó la pelota en la media cancha, avanzó, sacó a Salazar y a Cristian Montero y desde fuera del área soltó un cañonazo directo al ángulo del marco de Daniel Cambronero.
El marcador no se movió, pese a que ambos cuadros gozaron de alternativas, pero no lograron cristalizarlas.
Lo mejor quedó para la reposición cuando el silbatero decretó penal en favor de los locales, fue derribado Diego Madrigal en la boca del marco. El triunfo estaba a 11 metros, pero el remate de Cordero fue repelido por Erick Sánchez, con lo que selló el empate a un gol.

Cristian Williams Méndez
[email protected]

Ver comentarios