Enviar
Largas presas en la carretera General Cañas se registran durante todo el día
Limitada capacidad del “puente de la platina” colapsa principal vía nacional
Solución depende de que se dé concesión de ruta a San Ramón

La limitada capacidad del puente sobre el río Virilla tiene en el colapso a la carretera General Cañas.
Prácticamente a toda hora se forman largas presas de vehículos a la entrada de esa estructura. El mayor problema se da en el sentido entre la capital y Alajuela.
La carretera General Cañas es la principal arteria costarricense, tanto por la cantidad de vehículos que circulan por ella como por la importancia para el tránsito centroamericano y regional.
Con una circulación que supera los 90 mil autos por día, esta vía es la que une a la capital con Alajuela, segunda provincia más poblada del país.
El problema de saturación es producto de que la vía que viene de tres carriles por sentido se cierra a dos vías a la entrada, lo que causa un “cuello de botella”.
También incide el hundimiento que produjo la reparación de la platina, ya que los conductores bajan la velocidad para no golpear el auto. Así lo afirman los usuarios consultados por un equipo de LA REPUBLICA en un recorrido realizado esta semana.
La saturación de vehículos a la entrada al puente sobre el Virilla es un problema que va en aumento.
Para las autoridades de Obras Públicas la presa es cuestión del poco espacio del puente y descartan que la eliminación de la platina incida en el problema.
“Al cerrarse la vía a dos carriles, el tercero almacena una gran cantidad de autos que es lo que produce la presa, pues los conductores deben pedir permiso para ingresar al puente”, justifica Alejandro Molina, director del Consejo Nacional de Vialidad.
Sobre el efecto que produce el golpe ocasionado por el retiro la platina, Molina aseguró que es más fuerte el que se siente cuando se circula por la línea del tren.
Por ahora no hay ninguna solución a mano, pues la reducción de la presa depende de que el Gobierno pueda concluir con éxito el proceso para dar en concesión la ampliación de la ruta a San Ramón.
Ese plan contempla ampliar el puente a tres vías por sentido, así como mejorar la superficie de rodamiento para desaparecer el golpe que produce el retiro de la tapa metálica en la superficie de rodamiento.
Aunque la obra fue refrendada hace cuatro años, los trabajos aún no han podido iniciarse debido a atrasos burocráticos y a la dificultad de la empresa a la que se le asignó la obra para conseguir el financiamiento para realizar el proyecto.



Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios