Liga empató de chiripa
Enviar
Liga empató de chiripa
Con un gol de suerte, los rojinegros salvaron un punto en Cartago
Cuando ya parecían cerrados todos los caminos a gol para el Alajuelense, Cristian Oviedo, en el minuto 86, lanzó un centro que se convirtió en gol, por obra y gracia de la casualidad.
“Le di al centro, con derecha (es zurdo) y hasta me caí”, dijo sonriente el futbolista al final del juego, recordando el momento de la anotación.

Lo cierto es que por ese gol, Cartaginés dejó escapar una victoria que parecía a su alcance, después de hacer bien las cosas durante el partido, pero, y como ha sucedido en otras ocasiones, bajó la guardia al final.
Si le preguntamos a un aficionado de Cartago por la derrota, la culpa fue del árbitro, Allen Quirós, pero en realidad por ahí no anduvo la cosa; el silbatero pitó lo que tenía que pitar y llenó de amarillas a los jugadores, porque no tuvo tolerancia ante los reclamos.
“Yo lo único que le dije en esa jugada es por qué me la pitaba”, dijo Eduardo Valverde justificando su tonta expulsión, ¿pero quién va a creer que un árbitro acuda a la roja, en forma tan intempestiva, por esa frasecita?
El partido fue de regular para abajo, con pocas acciones de emoción en los marcos y con un Cartaginés que fue mejor en la primera parte.
Con solo un hombre al frente, Daniel Jiménez, Cartago pobló la media cancha e hizo un buen trabajo a las espaldas de su único ariete.
Pablo Brenes y Luis Stward Pérez se jugaron un excelente primer tiempo, en un equipo cuya misión era recuperar y romper con velocidad.
Siete minutos y José Salvatierra pecó con infracción innecesaria sobre Brenes; penal y gol del mismo Pablo, que se inauguraba con su nuevo equipo.
A la Liga se le puso cuesta arriba el partido y jugando mal. Gabas no encontraba la varilla de director, Leandrinho estaba cazado entre Villalobos Chan y el corajudo Andrés Sanabria, y la opción de los pelotazos rojinegros tampoco era productiva.
Argenis falló una ante Torres, y Alfonso Quesada le sacó un remate de cabeza a Jiménez, antes de que se decretara el final de la primera parte.
El Cartaginés, incluso antes de la expulsión de Valverde se mostró cauto en la complementaria. Brenes y Stward dejaron de ser protagonistas, parecía que los brumosos apostaban al control, y a encontrarse el gol de la seguridad en el camino.
Diego País entró pedido por la afición, pero ni despeinó a la defensa manuda, mientras que el ingreso de Kevin Sancho por Guzmán, quien nuevamente se lesionó, sí aportó más a los rojinegros y cuando parecía que Cartago se salía con la suya, chiripa de Oviedo y empate.
Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios