Libros, electrónicos y zapatos lideran compras en línea
“Instamos a nuestros clientes a cotizar el todo incluido puesto en sus manos, y compararlo con el mercado local, de manera que puedan ver el ahorro de comprar en Internet contra el precio en tiendas locales”, dijo Mariana Sanz, gerente de Mercadeo de Aeropost. Esteban Monge/La República
Enviar

201607261945220.rec-8.gif
Libros, electrónicos, juguetes y zapatos, todos productos con bajos impuestos, son los preferidos por los ticos cuando realizan sus compras en línea.
Los artículos con menor carga tributaria son los celulares, tabletas, discos duros externos, routers y computadoras portátiles, con un 13% de impuesto de ventas (IV)

Otros objetos de mayor compra son prendas, zapatos y juguetes, que pagan un 30% entre IV y derechos arancelarios, seguido de los libros, que no pagan ningún arancel.

Bisutería, partes de cámaras y libros especializados ocupan otra gran parte del inventario de los casilleros, en detrimento de aquella mercancía que paga impuestos elevados.

“Instamos a nuestros clientes a cotizar el todo incluido puesto en sus manos, y compararlo con el mercado local, de manera que puedan ver el ahorro de comprar en Internet contra el precio en tiendas locales”, dijo Mariana Sanz, gerente de Mercadeo de Aeropost.

Por otra parte, los productos que pagan mayores aranceles son las consolas de videojuegos (55%), controles de videojuegos (55%), lectores de DVD (49%), proyectores (49%) y productos electrotérmicos o electromecánicos (49%).

“Para definir el impuesto de cada producto se hicieron análisis y estudios previos. En el caso de los videojuegos, tienen todos los impuestos regulados y eso hace que tengan una mayor carga tributaria”, explicó Roy Chacón, subdirector general de Aduanas.

Estos impuestos encarecen el valor final de la mercadería, por lo que en muchos casos es más barato adquirirlos en el país.

Ante esto, y para promover las compras en línea, las empresas de casilleros ofrecen promociones todo el año, como Aeropost y Jetbox, que además facilitan los descuentos en línea de las tiendas con las que trabajan, como Amazon.

“Lo ideal es que comparen precios y aprovechen las ofertas de temporada; normalmente informamos sobre los impuestos”, añadió Gabriela Apuy, gerente de Mercadeo de Jetbox Costa Rica.

Otra opción para abaratar el costo de comprar afuera es la de solicitar a un amigo o familiar que envíe el producto desde el exterior.

Este no pagaría algunos aranceles siempre y cuando sea enviado por una persona física y no tenga un costo mayor a $500.

A pesar de que gran parte de los costarricenses tienen acceso a Internet —un 90% en móviles, según últimos datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones—, solo un 12% de esta población realiza compras en línea, de acuerdo con la consultora Kantar Worldpanel.


Ver comentarios