Enviar
Libia cumple tres semanas de conflicto
Gadafi baja el tono mientras sus tropas bombardean enclaves petroleros

Los enfrentamientos entre las brigadas del coronel Muamar el Gadafi y los milicianos rebeldes continúan en Ras Lanuf tres semanas después del comienzo del levantamiento popular contra el régimen, mientras un emisario de Gadafi viajó a Egipto.
El líder libio aseguró ayer que los problemas de su país no pueden solucionarse con las armas y que es mejor en su lugar formar nuevos comités populares y dar más poder a las administraciones locales.
En una entrevista divulgada por el canal turco de televisión TRT, Gadafi admitió que “está claro que hay problemas, pero los problemas no pueden ser solucionados con las armas”.
En una rueda de prensa celebrada en Bengasi, la segunda ciudad más grande de Libia, Abdelhafiz Ghoga, portavoz del máximo órgano rebelde, el Consejo Nacional Transitorio Interino (CNTR), aseguró que esperan conocer pronto detalles sobre las conversaciones entre el representante de Gadafi y el máximo representante del Ejército egipcio, Husein Tantaui.
“Seguimos la situación, hay un representante del régimen en Egipto y estamos en contacto con Egipto a través de la Liga Árabe”, dijo el portavoz y vicepresidente del CNTR, preguntado por Efe.
Las actividades en El Cairo de este misterioso representante libio, el general Abdelrahman ben Ali al Sayed al Zaui, responsable de la Autoridad de Suministros y Logística y también viceministro de Defensa, están rodeadas de un gran secreto.
La única confirmación oficial de su llegada surgió de la agencia oficial egipcia MENA, que dio cuenta de que el avión privado que transportaba al general Al Sayed aterrizó en el aeropuerto internacional de esta capital.
La misma agencia dijo que se desconocían las razones de la visita, y tampoco se ha podido confirmar si el jefe militar libio se reunió con altos mandos militares egipcios, como aseguraba el canal qatarí Al Jazeera, o sencillamente vino a El Cairo para quedarse.
Portavoces del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas consultadas por Efe se excusaron de dar cualquier información al respecto, y aunque dijeron que posiblemente se haría público un comunicado, hasta primeras horas de la noche no había sido difundido.
Además del avión en el que se desplazaba el enviado libio partieron otros dos jet privados, que según el canal árabe, se dirigieron también hacia la capital egipcia tras cambiar varias veces de rumbo, aunque se desconoce su misión, destino final, así como la identidad de sus pasajeros.

Bengasi
EFE



Ver comentarios