Enviar
Más acciones para estimular crecimiento y el empleo, se esperan con nombramiento de Rodrigo Bolaños
Liberman refuerza su equipo
• Al nuevo jerarca lo esperan platos fuertes como ir a la flotación “sucia” o metas de inflación
• Sector empresarial demanda a Bolaños que antes de tomar medidas las consulte


Wilmer Murillo
[email protected]

El nombramiento de Rodrigo Bolaños Zamora como futuro presidente ejecutivo del Banco Central refuerza la posición de Luis Liberman, como jefe del equipo económico del gobierno que iniciará funciones el 8 de mayo entrante.
Bolaños, amigo personal de Liberman, enfrentará retos como definir si se opta por un sistema de flotación “sucia” (administrada) del colón y si se elimina el sistema de bandas cambiarias que con cuatro años de vigencia parece haber cumplido su cometido.
La adopción de un sistema de flotación sucia traería mayores oscilaciones en el valor del colón con respecto al dólar.
La desaparición del encaje legal —porcentaje de los depósitos bancarios que deben depositarse en el Banco Central— con el fin de abaratar el crédito para vivienda, también requerirá la participación de Bolaños como parte del programa que tiene la bendición del jefe de la política económica del próximo gobierno.
El propósito es estimular el empleo a través de importantes programas de construcción.
Pero en ello no se ven mayores problemas ya que el pensamiento económico de Bolaños es muy afín al de Liberman, pues incluso formó parte, durante varios años, de la junta directiva del Banco Interfin del cual era gerente.
Tiene formación bancaria como Liberman y han vivido experiencias muy parecidas.
Se anticipa como hechos probables que busque el sistema de metas de inflación, así como definir una comunicación más transparente hacia algunos sectores, como el exportador; convencidos, Liberman y Bolaños, de que deben tener señales claras de cómo se comporta el tipo de cambio, medir tendencias, tomar decisiones de inversión y colocar su producto final.
En el “menú” de opciones que tiene Bolaños, otra papa caliente es la actual volatilidad del tipo de cambio que estaría afectando seriamente al sector exportador. Es, sin duda, uno de los platos fuertes que aguardan a la mesa del nuevo jerarca, dijeron analistas.
El problema “benigno” que enfrentará el Banco es una esperada inversión de parte de nuevas empresas del sector telecom, que beneficiaría al país.
Sin embargo, el ingreso de mucho dinero impulsaría al alza el colón, de modo que las exportaciones nacionales se volverían caras en el exterior.
Bolaños ha sido blanco de críticas en el pasado pues cuando se desempeñó en ese mismo puesto durante el gobierno de José María Figueres, se dijo que habría querido controlar la inflación con instrumentos supuestamente baratos como el encaje mínimo legal, para favorecer a partes del sistema financiero, bancario y bursátil, tasas de interés altas y comisiones por la intermediación de la deuda.
Todo lo anterior ha sido rebatido por Bolaños, pero persisten inquietudes en el sector comercial y entre los consumidores.
“Creemos que Bolaños puede hacer una excelente labor, pero le recomiendo que antes de tomar medidas consulte con los sectores, porque no se vale que a estas alturas algunos quieran prebendas”, dijo Carlos Federspiel, empresario.
El comercio y los consumidores “llevamos palo” cuando el dólar estuvo subiendo y nadie dijo nada, ahora esperamos que algunos sectores no traten de manipular al Central, dijo el empresario.
En INS Valores, el nombramiento de Bolaños fue pronosticado como uno de los más fuertes por su cercana relación con Liberman y porque congeniaba con las políticas que el vicepresidente Liberman está implementando, dijo Gina Ampiée, gerente general.
Pero sea quien sea el nuevo jerarca monetario, “el Central debe ostentar el principio de autonomía e independencia; es decir quedar fuera de las influencias de la política del Poder Ejecutivo y de los intereses financieros de grupo”, comentó por otro lado, Bernal Jiménez Monge, ex presidente ejecutivo del Central.
En el sector bancario el nombramiento fue recibido con beneplácito. “Tiene experiencia en el cargo, conoce los organismos internacionales y al sector bancario”, manifestó Gerardo Corrales, gerente del BAC San José.
También espera que el país salga de las bandas hacia una flotación “sucia”.
Tirios y troyanos coinciden en que por sobre todo Bolaños es, sin embargo, una persona pragmática y se confía en que tratará de escoger las políticas más adecuadas para lograr los objetivos que la nueva administración se propone.
Entre Gutiérrez y Bolaños habrá diferencia de matices; “es seguro”, señaló Alberto Franco, economista, pero sin olvidar que el control de la inflación es el mandato principal que tiene el Banco Central.



Ver comentarios