Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


"Liberales tenemos un poco de keynesianos"

Wilmer Murillo [email protected] | Lunes 24 agosto, 2009



Eduardo Lizano defiende la economía liberal a pesar de las consecuencias generadas por la crisis mundial actual
“Liberales tenemos un poco de keynesianos”
Se trataba de evitar la pulmonía, pero la gripe era imposible de evadir. Para eso la variable clave eran las finanzas externas

“Idiay sí, los liberales no tenemos problemas en aceptar un poco de keynesianismo”.
Con estas palabras Eduardo Lizano ex presidente del Banco Central, reconoció la fórmula que algunos economistas liberales han tenido que utilizar para contrarrestar los efectos de la crisis financiera internacional en el país.
“Los economistas tienen distintas perspectivas de los costos. Dejar quebrar las empresas habría sido una, o evitar el desempleo otra, pero como dijo el Nobel de Economía Robert Lucas, eran las medidas que se tenían que adoptar.

Estamos viendo signos de recuperación económica en el mundo. ¿Qué significa para Costa Rica?
Primero que ya estamos dejando de caer en picada. Ya hay un piso en lo que se refiere a las exportaciones a Estados Unidos. Segundo, el empleo no sigue bajando. Los signos de que estamos tocando fondo son una buena noticia. Después de eso esperamos que se abra la posibilidad de una reactivación. Ello va a depender de cuánto tarde la recuperación de Estados Unidos, pues si bien está tocando fondo, no tiene forma de V, sino de U y aún no sabemos cuánto tardará. Cuanto más lentamente se recupere más lentamente nos llegarán los elementos positivos. No sería extraño que ese proceso se lleve dos años.

¿Cuál debe ser el principal reto económico del próximo gobierno?
Vamos a tener un déficit fiscal del 4,5% del Producto Interno este año, y algo parecido el año entrante. Al menos hasta 2011 la ministra o el ministro de Hacienda tendrá que salir al mercado a buscar colones para cubrir ese déficit. La recuperación es importante, por lo que tendremos empresarios buscando crédito para empezar a ampliar la producción y haciendo inversiones.

¿Qué perspectivas tiene usted desde el punto de vista fiscal?
El manejo de las finanzas públicas, este año y posiblemente hasta 2012 requerirá un buen manejo para volver a la posición en que las mantuvo Guillermo Zúñiga durante un par de años.

¿Qué pueden esperar los empresarios este año y el siguiente?
No vería a nadie haciendo inversiones este año porque la demanda durante 2009 y parte de 2010 va a seguir estancada. Al producir menos, requieren menos capital de trabajo. Pensando en 2011 o 2012 se puede creer en la posibilidad de invertir, dependiendo de la capacidad financiera de las empresas.

Acerca de la crisis, ¿falló el esquema de economía liberal, o fracasó la supervisión?
Se requiere la intervención sistemática del Estado, para establecer reglas de juego. Si los entes supervisores fallaron, no es responsabilidad de la economía liberal, sino del Estado. Además, todas las medidas que se han tomado, no es para sustituir la economía liberal, sino para restaurarla. Para ello los bancos centrales intervinieron como nunca con instrumentos clásicos. Cuando no surtieron efecto se empezó a manipular el balance. Pero fíjese, está claro que la participación accionaria del Estado en los bancos no es para tener un sistema nacionalizado.
El Estado será el primero en vender las acciones de General Motors y los bancos.

¿Desde una perspectiva liberal, por qué no se pudo prever esta crisis y qué garantías ofrece para que no vuelva a ocurrir lo mismo?
El economistas Nobel Robert Lucas (1995) en la última edición de The Economist manifiesta que hay cosas que no se pueden prever, ni ayer, ni hoy ni mañana.

Greenspan, y algunas comisiones del Congreso solicitaron por años la desregulación de los derivados. ¿Condujo eso a las situaciones conocidas?
Mientras unas actividades estuvieron bien reguladas, otras no. La gente emigró de unas a otras.
Se regula de diferentes maneras, pero siempre hay gente que busca rendijas para evadirla. En todo caso desregular no significa dejar de supervisar, y los entes reguladores no funcionaron.

¿Cómo se deben catalogar todos esos paquetes de ayuda? ¿Es paternalismo?
De no haber existido intervencionismo pudo haber más desempleo. Era una conveniencia para sobrevivir.

Se usaron medidas keynesianas para enfrentar la crisis
Diay sí, pero en eso los liberales no tenemos problemas. Los economistas tienen distintas perspectivas de los costos. Dejar quebrar las empresas habría sido uno, o evitar el desempleo, otra. Como dijo Lucas, eran las medidas que en estas circunstancias había que adoptar.

En Costa Rica, ¿han podido manejar la crisis adecuadamente?
Se trataba de evitar la pulmonía, pero la gripe era imposible de evadir. Para eso la variable clave eran las finanzas externas.

Wilmer Murillo
[email protected]